La posición correcta para dormir a un recién nacido

Jul 2, 2020 | NIÑOS, TE ACONSEJAMOS

Un buen descanso es clave para cualquier persona, pero todavía se torna más importante cuando se trata de los más pequeños. Para ellos, al igual que nos ocurre a nosotros, una buena posición a la hora de dormir puede crear la diferencia entre un buen y un mal descanso.

En el caso de los bebés, esto puede ser incluso una cuestión de seguridad. Al parecer, según los expertos, existen ciertas posiciones en las que los recién nacidos no solo no se encuentren cómodos, sino que estén expuestos a problemas de salud.

La mejor posición para dormir a un bebé: boca arriba

Según la American Academy of Pediatrics, la posición correcta para dormir a un recién nacido es boca arriba, sobre su espalda. Al parecer, esta es la posición más segura en la que puede dormir un bebé. Esto se debe a que, en esta posición, existen menos probabilidades de que el recién nacido sufra el síndrome de muerte súbita del lactante, o lo que es lo mismo, la muerte repentina de un niño menor de un año aparentemente sano.

Este síndrome es el responsable de la mayoría de muertes de bebés que se producen en los Estados Unidos (más que cualquier otra causa). Aunque todavía no parece clara la razón exacta por la que esto ocurre, parece que podría tener relación con el hecho de que un bebé que duerme sobre su estómago inhala menos oxígeno o exhala menos dióxido de carbono. Esto podría ser porque respira sobre todo el aire de una pequeña bolsa que se forma por la ropa de cama alrededor de la nariz.

¿Qué posiciones es importante evitar?

Según la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria, es importante que al acostar al recién nacido no lo hagamos boca abajo. Al parecer, colocar al bebé en la postura boca abajo con la cabeza de lado para dormir (postura conocida como decúbito prono) podría aumentar el riesgo de muerte súbita del lactante.

Tanto es así que el Libro Blanco de la Muerte Súbita del Lactante asegura que existe una relación indiscutible entre esta postura de los lactantes al dormir y el síndrome de la muerte súbita. De hecho, parece que la probabilidad de que el bebé padezca muerte súbita cuando duerme boca abajo es de entre 3 y 9 veces superior que si se le coloca en cualquier otra posición.

Es por eso que lo más recomendable según los médicos es poner al bebé boca arriba cuando lo acostamos. Se trata de la posición más correcta y más segura que se conoce. Esta recomendación de colocar en la posición correcta para dormir a un recién nacido se aplica a todos los bebés menores de un año, siendo especialmente importante durante los primeros seis meses, cuando es más probable que se de el síndrome de la muerte súbita.

¿Qué hay de la posición de lado?

Según la investigación llevada a cabo sobre las posiciones en las que colocar al recién nacido, la posición de lado disminuye el riesgo de muerte súbita en comparación con la postura boca abajo. En concreto, la postura de lado disminuye hasta en cinco veces este riesgo. Sin embargo, sigue habiendo un riesgo considerable del síndrome de muerte súbita: en concreto, el riesgo es el doble comparado con si se colocara al bebé boca arriba.

Para disminuir este riesgo, en caso de colocar al lactante de lado, los especialistas recomiendan elevar hacia delante el brazo inferior (que queda pegado al colchón) para que sirva de tope y evite así que el bebé se gire de forma natural y se coloque boca abajo.

En cualquier caso, parece que lo más seguro es acostar al bebé sobre su espalda, al menos durante el primer año de vida. Sin embargo, esta postura no es lo único que importa para asegurarnos de que el recién nacido tiene un buen descanso. Si colocamos al bebé sobre superficies blandas y porosas, que no están específicamente indicadas para su descanso, podemos arriesgarnos a que se coloque boca abajo o a que su descanso no sea óptimo.

Dado que el tiempo que el bebé ha de estar en la cuna suele ser unos dos años, conviene elegir un buen colchón para que el descanso hasta esta edad sea óptimo y suficiente. Por eso te invitamos a echar un vistazo a los distintos modelos de colchones para cuna que tenemos disponibles en Maxcolchon, así como las fundas transpirables para estos colchones, que protegerán el colchón de los fluidos durante su uso, así como proporcionarán un descanso suave y transpirable al pequeño.

Ahora que sabes cuál es la posición correcta para dormir a un recién nacido, te recomendamos tratar de que tu pequeño duerma así todas las noches. De esta manera, nos aseguramos de que su descanso sea seguro, y con un buen colchón, ¡más todavía!