La mejor posición para dormir

May 25, 2020 | MEJORA TU DESCANSO, TE ACONSEJAMOS

A estas alturas, ya habrás entendido la importancia que tiene descansar como es debido. Dado que pasamos aproximadamente un tercio del día durmiendo en nuestra cama, es importante que este descanso sea lo suficientemente reparador. Y es que resulta que, para algunas personas, ir a dormir se ha convertido en algo incómodo debido a los dolores de espalda al despertarse. Este problema ocurre cuando, en vez de relajar la musculatura de la espalda al dormir, nuestro cuerpo acumula tensiones debido a las malas posiciones que realizamos al dormir. Esto puede resultar muy perjudicial con el tiempo, ya que, paradójicamente, el tiempo que invertimos en dormir probablemente no hará ningún bien a nuestra espalda debido a estas malas posiciones.

Es por eso que resulta clave elegir una buena posición al dormir. Para empezar, hemos de asegurarnos de que estamos durmiendo en una posición que favorezca la correcta alineación del cuello y de la espalda. Pero, ¿qué posiciones son recomendables y cuáles sería mejor evitar a la hora de dormir?

La peor posición para dormir: boca abajo

Se recomienda no dormir en esta posición dado que puede ser perjudicial para nuestra espalda y nada beneficiosa para nuestra salud en general. Para empezar, esta posición no favorece que la columna vertebral esté recta. De hecho, provoca que la columna padezca una excesiva rotación, lo que hace que los músculos, las articulaciones y los nervios de los diversos niveles de la columna puedan verse afectados. Así, esta postura podría provocar problemas tales como tendinitis y/o lumbalgias.

Aunque muchas personas están habituadas a dormir en esta posición, es recomendable cambiarla debido a sus posibles consecuencias en nuestra salud. Los expertos coinciden en este hecho.

¿Qué posiciones para dormir son las más recomendadas?

Por lo general, cada uno tiene sus propias preferencias en cuanto a qué postura elegir para dormir. Dormir hacia un lado o dormir boca arriba, sobre nuestra espalda, suelen ser posiciones aptas para casi todas las personas. Sin embargo, según las condiciones en las que nos encontremos, hay ciertas posturas más y menos recomendadas:

Posición boca arriba

Se trata de una de las posturas más populares para dormir, así como de las más preferidas. Utilizando un buen colchón así como una buena almohada, puede ser una postura más que apta para disfrutar de un buen descanso.

Sin embargo, no resulta una posición tan apta para cualquiera. Por ejemplo, en el caso de las embarazadas, dormir boca arriba puede causar problemas en la circulación. Además, también puede ser perjudicial para sus espaldas. Otro ejemplo es el de las personas que sufren apnea del sueño: en este caso, los expertos advierten de que el ronquido puede empeorar cuando la persona duerme boca arriba.

Posición hacia el lado derecho

Dormir hacia el lado derecho, como dormir boca arriba y hacia el lado izquierdo, es una de las posiciones más utilizadas así como más recomendadas. Especialmente para aquellas personas que sufren dolor lumbar, dormir hacia un lado, incluso encogiendo las piernas, puede ser una gran opción. Para mejorar esta postura, puede colocarse un almohadón entre las piernas.

Pero… ¿Cuál es la mejor posición para dormir?

Como ya hemos dicho, cada uno tiene sus preferencias a la hora de dormir. Sin embargo, en lo que a las posturas se refiere, existen unas más apropiadas que otras según el caso. Además, existe una postura que, según ha determinado la ciencia, es la más adecuada: dormir hacia el lado izquierdo, o como se conoce técnicamente, la postura de decúbito lateral izquierdo.

Al parecer, dormir de lado favorece los procesos del sistema glinfático (el sistema que se encarga de limpiar los desechos del sistema nervioso). Además, según un estudio publicado en la revista The Journal of Neuroscience, dormir hacia el lado izquierdo es la postura que mejor contribuye al sistema cognitivo, que podría tener un efecto preventivo en la aparición de problemas tales como la enfermedad de Alzheimer.

Esta postura también resulta beneficiosa para aliviar la acidez estomacal y especialmente para las mujeres embarazadas, tanto para su descanso como para el feto. Esto se debe a que, en esta posición, apoyando la columna vertebral y el cuello, el sueño resulta más reparador y podría incluso ayudar a prevenir lesiones a largo plazo.

En resumen, parece ser que existe una posición idónea que elegir para dormir: hacia el lado izquierdo. Sin embargo y como ya hemos dicho, la postura preferida depende de cada caso en particular. Ahora ya lo sabes, ante la duda, ¡hacia el lado izquierdo mejor!