Horario de atención telefónica: De Lunes a Sábado de 09:00 a 22:00

LA LECHE, LA MEJOR AMIGA PARA TU DESCANSO

Cuenta la leyenda que un vasito de leche antes de dormir provoca un sueño placentero y reparador. Aunque el sueño está vinculado directamente con los hábitos que realizamos justo antes de dormir, la leche aporta una serie de nutrientes a nuestro organismo que según algunos expertos provocan la aceleración de la inducción al sueño. ¿Cómo es posible?

Es sencillo, la leche ayuda al descanso porque el organismo, normalmente, no tiene problemas para asimilarla y algunos de sus componentes influyen en los ciclos de sueño-vigilia. Concretamente el triptófano, un aminoácido que regula las hormonas de nuestro cuerpo, que hace que disminuyan las hormonas de serotonina con la falta de luz, más conocidas como las hormonas del sueño. Además de producir melatonina, que junto con la ayuda de la vitamina B12 que contiene la leche, tienen un papel principal en la producción y síntesis de melatonina en la glándula pineal. Por último, no hay que olvidar la acción que produce el calcio en las fases REM del sueño.

Es importante resaltar, que algunos de los componentes que hemos mencionado anteriormente se utilizan en los remedios para combatir el insomnio, aunque en cantidades más elevadas. Por tanto, se puede llegar a pensar que la leche es una forma natural de conseguir dormir rápidamente. Aunque según los expertos, para mantener los ciclos correctos de sueño-vigilia es muy importante contar además con una dieta equilibrada en las diferentes comidas que realizamos al día. Para aportar así al organismo la energía y nutrientes necesarias, tanto para mantener el cuerpo activo como para descansar por las noches.

En contraposición, otros doctores aseguran que la somnolencia no está producida por los componentes que contiene la leche, sino más bien por el efecto psicológico positivo que provoca el hecho de tomar un vaso de leche antes de dormir. Puesto que, al consumir una bebida caliente los músculos se relajan y provoca una sensación de placer y bienestar, que induce al sueño.

Con lo cual, aunque podemos pensar que algunos alimentos, como la leche, ayudan a conciliar el sueño, no hay que olvidar que es fundamental repetir cada noche una rutina de acciones que te ayuden a prepararte física y mentalmente para irte a la cama. Como también, que el entorno sea el más adecuado y acogedor para ir a dormir.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Apneas del sueño en bebés

Apneas del sueño en bebés

  Conocemos las apenas del sueño como esas interrupciones de la respiración durante 15 ó 20 segundos mientras dormimos. Unas pausas que solo se producen mientras dormimos y que, erróneamente, asociamos a la edad adulta. Sin embargo, las apenas del sueño en bebés...

leer más

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda? Estamos aquí, háblanos
Ayuda Maxcolchon
Hola, ¿Podemos ayudarte? Estamos disponibles por si necesitas consejos sobre nuestros productos.