Insomnio otoñal: Cómo dormir mejor

Oct 20, 2020 | TE INFORMAMOS

Llega el otoño y, con él, los cambios de temperatura y de horarios, que sin duda pueden llegar a trastocar nuestro día a día. Aunque el insomnio puede darse en cualquier estación (especialmente en aquellos que sufren de este trastorno de manera crónica), es común que se den episodios de insomnio con el cambio de estación de verano a otoño.

El cambio de follaje en los árboles, el aire fresco o el hecho de que los días se vuelvan más cortos, entre otros, son algunos de los factores que pueden tener un papel en el cambio de los patrones de sueño. Entonces, ¿Cómo dormir mejor cuando se da el insomnio otoñal? ¿Puede revertirse?

El insomnio otoñal

El insomnio otoñal podría ser la inevitable consecuencia de haber disfrutado de un gran verano. Así lo expresa el Dr. Neil Stanley, experto en sueño y expresidente de la Sociedad Británica del Sueño.

Según el doctor, “el verdadero problema para los padres y los niños son todas esas vacaciones encantadores, siestas y noches llenas de diversión que alteran el reloj biológico.”

Estas, según expresa el experto, hacen que sea difícil reajustarnos a la vida cotidiana normal una vez que volvemos a la rutina diaria. Y es que el cuerpo ama el ritmo y la previsibilidad. Cuando estamos fuera de nuestra rutina habitual, el cuerpo no espera despertarse en el momento en el que suena la alarma, por lo que todavía se encuentra en un sueño profundo y es por eso que tendemos a sentirnos cansados nada más despertarnos.

El papel del sol

Uno de los factores principales que pueden desencadenar el insomnio otoñal tiene que ver con la luz del sol. Y es que el otoño y el invierno se caracterizan por disponer de menos horas de luz durante el día, lo que afecta tanto a nuestro cuerpo como a nuestra vida en general.

Y es que la luz solar proporciona a nuestro organismo vitamina D, que tiene un papel clave en una gran cantidad de funciones corporales. De hecho, un estudio publicado en la revista Journal of Clinical Sleep Medicine comparó la calidad del sueño de trabajadores en oficinas sin ventanas con la de otros trabajadores que sí disponían de ventanas durante 27 días.

Resultó que los trabajadores que estaban en entornos sin ventanas recibían menos luz solar diaria, lo que tenía un papel en su calidad de sueño general, siendo esta peor que la de aquellos trabajadores que sí disponían de ventanas y de luz solar.

En concreto, la falta de vitamina D también se ha visto relacionada con el trastorno afectivo estacional (SAD, por sus siglas en inglés). Es por eso que resulta clave asegurarnos de recibir luz solar siempre que sea posible y a medida que cambien las estaciones.

Algunos trucos para tratar de dormir mejor y deshacerte del insomnio otoñal

Aunque pueda parecer que el insomnio otoñal sea algo irreversible, lo cierto es que existen algunos trucos que podemos llevar a cabo para tratar de dormir mejor.

Trata de engañar al reloj

Si no puedes resistir la tentación de quedarte despierto hasta tarde los viernes por la noche, ¿qué tal si intentas acostarte un poco más temprano el sábado? Así lo sugiere el Dr. Stanley.

“Y si todo lo demás falla y no has tenido la oportunidad de volver a la normalidad antes del domingo por la noche, entonces puedes irte a la cama una hora antes de lo habitual para ayudar a tu cerebro a prepararse para el cambio de hora de vigilia”.

Vuelve a la rutina

Sabemos que esto puede darnos mucha pereza, pero empezar a acostarse más temprano y levantarse a la hora habitual del trabajo es una de las cosas que mejor puede venir para el insomnio otoñal. Y es que es de esta manera en la que nuestro reloj biológico puede restablecerse y hacer que levantarse sea mucho más fácil.

Usa la luz y la oscuridad para tratar de restablecer el reloj biológico

Según el Dr. Stanley, “necesitamos luz por la mañana para poner nuestro cuerpo en modo alerta”, así que lo mejor es absorber algunos rayos de sol tan pronto como sea posible al despertarnos.

Luego, por la noche, el doctor recomienda atenuar las luces en casa al menos una hora antes de acostarse y apagar las televisiones y los ordenadores. Según el doctor, también es recomendable “asegurarse de evitar usar los smartphones y tablets en la cama, ya que emiten un tipo de luz azul que, según las investigaciones al respecto, puede engañar a nuestro cerebro para que piense que es de día”.

Hacer que los niños vuelvan a la rutina lo antes posible

La rutina de irse a la cama y levantarse a la misma hora es todavía más importante para los niños. Y es que ellos necesitan dormir mucho más que los adultos, dado que esto es fundamental para el desarrollo de su cuerpo y su cerebro. De hecho, se ha descubierto que los niños que duermen más tiempo tienen un mejor desempeño en clase y también tienen más probabilidades de tener un peso saludable.

Esperamos que estos consejos sean de ayuda para mitigar tu insomnio otoñal. Recuerda que, si ninguno de estos trucos te sirve, lo mejor es que consultes con un profesional de la salud cuáles son tus opciones para tratar este insomnio. ¡No dejes de lado tu descanso!