Halloween, los mejores disfraces con sábanas

Oct 30, 2020 | TE INFORMAMOS

Ya queda poco para Halloween, una fiesta que ha ganado mucha popularidad en nuestro país, tanto en niños como adultos, por ser terroríficamente divertida. Esta festividad pagana de origen celta se celebra especialmente en los países anglosajones la noche anterior a la festividad de Todos los Santos, el 31 de octubre.

Dice la tradición que, para alejar los espíritus malignos, se encendían hogueras en las montañas y para evitar que las almas de los muertos se instalaran en las casas, la gente se vestía de brujas y demonios. Los inmigrantes irlandeses transmitieron esta tradición en Estados Unidos a mediados de siglo XIX y actualmente se ha difundido al resto del mundo, conviviendo con otras las tradiciones propias. Y tú, ¿ya tienes el disfraz preparado para este año?

Los 4 mejores disfraces para Halloween con una sábana

Es posible que te haya pillado el toro y no tengas listo un disfraz para la fiesta de Halloween, ya sea para ti o para los más pequeños de la casa. No te preocupes: aquí tienes 4 sencillos y aterradores disfraces que puedes hacer en casa. ¡No necesitarás más que una sábana!

1. Disfraz de fantasma

Sin duda se trata del disfraz más sencillo y efectivo cuando no tienes nada preparado a última hora. Y es que, para hacer este disfraz, solo necesitas una sábana o un trozo grande de tela blanca. Pliega la sábana por la mitad y córtala a tu altura. A continuación, marca dos puntos donde agujerear que coincida con la altura de tus ojos.

Por último, puedes completar el disfraz con pintura negra para los labios y los ojos. Un clásico de los disfraces que nunca falla en Halloween.

2. Disfraz de momia

Al igual que el anterior, el disfraz de momia también es una opción sencilla y rápida de preparar. Basta con cortar una sábana a tiras y enrollarlas por todo el cuerpo hasta cubrirlo por completo. Para que las vendas de tela no se desenrollen y caigan, puedes engancharlas con imperdibles.

Una vez listo el traje, puedes utilizar maquillaje de color blanco en la cara para conseguir un efecto más aterrador. Tras aplicar el maquillaje, enróllate con vendas la cabeza cubriendo las orejas.

Un consejo para hacer este traje más realista es utilizar unas zapatillas viejas y taparlas con las mismas vendas de tela. Por último, deja alguna de las vendas del cuerpo un poco sueltas para arrastrarlas por el suelo. ¡Conseguirás un disfraz baratísimo y de lo más divertido!

3. Toga de griego o romano zombie

Para hacer este disfraz solo necesitas una sábana y algunos complementos. Podemos enrollarnos la sábana por el cuerpo y hacer que se aguante sobre uno de nuestros hombros con un nudo. En Youtube encontrarás muchos vídeos que explican cómo hacer distintos modelos de togas a partir de una sábana. Tras esto, entra la parte de los detalles, puedes utilizar complementos como collares, un cinturón y unas sandalias para darle más realismo al disfraz. También puedes colocarte en la cabeza una corona de laureles al estilo de Julio César.

Una vez conseguido todo el atuendo, llega el momento de sumarle algún detalle terrorífico al disfraz para la noche de Halloween. Para ello, puedes pintarte la cara con una base blanca para que parezca más pálida y con un lápiz de ojos dibujar grietas y arrugas. De esta forma parecerá que hayas resucitado del pasado en forma de zombie.

4. Disfraz de novia cadáver

¿Os acordáis de la peli “La Novia Cadáver”? Esta película de animación del director Tim Burton tiene todo lo necesario para ser el protagonista en la noche más terrorífica del año.

Puedes hacer tú mismo el traje partiendo de una sábana blanca para recortarla y que se ajuste al cuerpo. Tras esto, puedes añadir algunos adornos como perlas y lentejuelas para conseguir que se parezca más a un vestido de novia.

La parte del maquillaje es muy importante en este disfraz. Puedes pintarte los brazos en forma de huesos y poner algunos parches de tela por las costillas pintando más huesos. Además, la protagonista tiene una piel de un color azul muy peculiar y posee unos enormes ojos que la hacen ver más triste de lo normal. Para ello, puedes utilizar maquillaje de base azul en la cara, cuello, pecho y dibujar unos grandes ojos en el rostro en tu rostro.

Para complementar el look, te recomendamos llevar una peluca larga de color azul oscuro con una corona de flores en la cabeza y un ramo en la mano. Por último, puedes hacerte un velo con una tela fina para que tu disfraz sea más auténtico.

 ¿Qué te han parecido estos disfraces? Desde Maxcolchon te deseamos un feliz Halloween repleto de trucos, tratos y por supuesto unos “dulces” sueños.