¿Es posible comprar cabeceros de cama originales y baratos?

Ene 22, 2020 | MEJORA TU DESCANSO, TE ACONSEJAMOS

Sí, es posible en Maxcolchon, ya que podemos encontrar una amplia gama de cabeceros de cama originales y que encajan perfectamente en cualquier estilo decorativo que tenga nuestro dormitorio, ya sea moderno, rústico, con líneas sencillas o clásico. Pero antes de decidir qué cabecero es el que mejor encaja para nuestra habitación, veamos de qué tipo podemos encontrarlos.

Cabeceros de distintos materiales

La gama de cabeceros de cama originales es muy extensa, tantos como quiera nuestra imaginación. Desde los realizados en forja o metal, pasando por los clásicos de madera e incluso los pintados en la pared, pero todos ellos, aunque sean decorativos, tienen varios factores que reducen la comodidad de la cama. El primero es que no sirven como aislante térmico. Al no estar acolchados, resulta difícil apoyar la espalda sin notar cierta rigidez.

Para evitar estos dos inconvenientes y que nuestro cabecero nos ofrezca todas las prestaciones, incluidas las decorativas, es preferible elegir un cabecero acolchado o forrado de un material textil. De esta manera nos resguardará más del calor o del frío que se acumula en la pared y además nos aportará comodidad si queremos pasar un rato sentados o con la cabeza apoyada antes de dormir.

¿Qué materiales son los mejores para un cabecero forrado?

Existen tres tipos de materiales cada uno con características diferentes pero fáciles de limpiar, confortables y con una alta carga decorativa. Estamos hablando de los cabeceros de polipiel, chenilla y tejidos Aqualine.

Los cabeceros de polipiel son perfectos para dormitorios con gran carácter, ya sean de estilo rústico, con toques masculinos o si preferimos los tonos claros, para aportar luminosidad a la habitación. Su material es liso y en algunos modelos podemos encontrar cierto brillo, contribuyendo a que sea el elemento principal del dormitorio. Si queremos destacar y unificar el efecto que realiza, también es fácil encontrar canapés a juego para toda la cama y conseguir así una mayor integración.

Por otro lado tenemos el tejido de chenilla; en este caso ofrece cierta armonía debido a la suavidad del tejido y contribuirá a realzar la elegancia y sencillez del dormitorio. Su fabricación se realiza a base de hilo de pelo cortado, que es el origen de su aspecto aterciopelado y apariencia voluminosa. Es un material bastante resistente a los golpes y arañazos, por lo que es perfecto si en casa tenemos niños y suelen jugar con nosotros en la cama antes de ir a dormir.

Por último, los tejidos Aqualine también son bastante suaves y las telas suelen repeler el agua. Es perfecto para las habitaciones que requieren un toque de color y ayudarán a reavivar incluso la habitación más apagada.

En cuestiones de limpieza y mantenimiento, los tres materiales son muy fáciles de limpiar y solo necesitaremos pasar un paño húmedo y utilizar la aspiradora para quitar el polvo que se puede acumular en el acolchado.

Como podemos ver, tenemos a nuestra disposición una amplia variedad en cabeceros para camas de ensueño que se adaptan perfectamente a la decoración de cualquier dormitorio, dependiendo de qué ambiente queramos reforzar. Además, contribuirán a que el calor o el frío no se trasfiera a la cama y podremos pasar un rato largo apoyados en él cómodamente sin que la espalda o nuestro cuello se resienta.