¿Es normal caerse de la cama?

Mar 5, 2020 | TE INFORMAMOS

Podemos pensar que caerse de la cama es algo que se reduce simplemente a los niños pequeños. Sin embargo, dado el poco nivel de control que tenemos a la hora de dormir, caernos de la cama no tiene por qué resultar algo tan fuera de lo común. De hecho, es algo que puede ocurrirle a cualquiera, aunque sí es cierto que se da mayormente entre los más pequeños.

Caerse de la cama puede deberse a algo tan simple como dar muchas vueltas o dormir en una cama muy estrecha a la que no estamos acostumbrados. No tenemos por qué alarmarnos si esto se da, pero desde luego hay formas de prevenir, especialmente para los más pequeños, que esto ocurra.

¿Por qué nos caemos de la cama?

Como decíamos, caerse de la cama puede deberse a varias razones. Algunas de estas son las siguientes:

  • La cama es estrecha: Ocurre que, cuando la cama es demasiado estrecha, es más fácil caernos de la cama. Una solución simple a este problema puede ser buscar un colchón más ancho, especialmente en el caso de los adultos que se mueven mucho.
  • Damos muchas vueltas (nos movemos demasiado): Hay veces que, al dormir, nos movemos más de lo normal debido al calor o a preocupaciones a las que damos vueltas mucho tiempo. También puede ocurrir que el colchón no resulte cómodo. En cualquier caso, el equipo de descanso y nuestra comodidad en él puede ser un factor clave para no caerse de la cama.
  • El colchón es viejo: Como decíamos, que el colchón no resulte cómodo puede ser uno de los factores que hagan que demos muchas vueltas en la cama y, como consecuencia, caigamos. Por eso lo más conveniente es no dormir bajo ningún caso en un colchón que ha quedado anticuado y tiene hundimientos o ha perdido su firmeza. Y es que, además de incomodidad a la hora de dormir, esto podría provocarnos problemas de salud como dolores de espalda y de cervicales.
  • Falta de experiencia: Una de las razones principales por las que los niños se caen de la cama es su falta de costumbre a la hora de dormir en una cama sin barreras.

¿Cómo evitar que se caigan de la cama?

Los más pequeños suelen ser aquellos a los que más les puede ocurrir esto. Y es que, acostumbrados a dormir en cunas, pasar a dormir en una cama sin barreras puede resultarles complicado. Por eso no resulta tan extraño que caigan de la cama antes de estar acostumbrados a dormir de esta manera.

En este caso, si los niños están acostumbrados a la barrera, puede que lo mejor sea seguir manteniéndolas e ir retirándolas progresivamente. Así podremos evitar que caigan al moverse mucho.

Por otro lado, es importante tener en cuenta que tendremos que estar más atentos a estas caídas en el caso de que la cama sea más alta: una cama nido o una litera pueden ser más peligrosas si el niño o la niña tiende a dar muchas vueltas cuando duerme.

En el caso de ser la clásica cama individual, entonces lo mejor podría ser tenerla pegada a una esquina. De esta manera, al menos uno de los lados queda cubierto y exento de posibles caídas.

En cualquier caso, caerse de la cama no tiene porqué resultar algo grave. Lo mejor será, si creemos que esto puede ocurrir, retirar los objetos que pueda haber cerca de la cama, como la mesilla de noche, para evitar golpes en la cabeza.

Cómo actuar si el niño o la niña cae de la cama

Si no hemos podido evitarlo y el niño ha acabado por caer, entonces no tiene porqué cundir el pánico. Lo más probable es que, al caer, se despierte. Si esto no ocurre, entonces el siguiente paso será comprobar si duerme. Si sigue dormido, entonces podemos despertarle poco a poco para comprobar que no le duele nada y que vuelva a la cama.

En resumen, caerse de la cama no es nada por lo que alarmarse. Lo mejor que podemos hacer es identificar el problema por el que esto ocurre o ha ocurrido, y tomar medidas (especialmente en el caso de los más pequeños). Además, ¡Recuerda cambiar tu colchón viejo cuanto antes!