Es bueno dormir más por las mañanas

Mar 29, 2020 | MEJORA TU DESCANSO, TE ACONSEJAMOS

Es una sensación que mezcla alivio, felicidad y placer. Normalmente se produce los viernes por la noche, previo a la llegada del fin de semana. Piensas en el día siguiente y lo único que te viene a la mente es que, durante dos días, vas a dormir más por las mañanas. Un sábado y domingo donde el despertador es apartado y la alarma del teléfono móvil se cancela durante 48 horas. Pero, ¿de verdad se generan beneficios para nuestra salud estas costumbres tan extendidas? ¿Es bueno para nuestros hábitos de descanso ampliar el sueño durmiendo más por las mañanas?

Dormir de día, ¿es bueno o malo?

Lo que todas las personas tenemos que tener claro es la necesidad de dormir ocho horas de manera diaria. Partiendo de esta base, lo recomendable es hacerlo por la noche por diversos motivos. Ya que el sueño es una necesidad biológica que influye en nuestra salud y bienestar, lo principal es no distorsionar nuestros ritmos circadianos.

Estos relojes biológicos de los seres humanos coinciden con los ciclos de día y de la noche. Por esta regla de tres, lo recomendable es respetarlo y dormir, en la manera de lo posible, cuando el sol se oculta. Esto se debe a que en función del grado de luz que hay, nuestra glándula pineal producirá mayor o menor nivel de melatonina, la conocida hormona del sueño. Por ende, esto influirá en nuestra capacidad de dormir.

Otro factor que influye en nuestros ritmos circadianos es el homeostato cerebral, una especie de interruptor del sueño que mide cuántas horas hace que tuvimos el último y la señal de alarma que nos pide que tenemos que volver a regenerarnos. Este homeostato no está determinado ni influido por la cantidad de luz del exterior, por lo que es el motivo que a veces tengamos ganas de dormir en horas pocas habituales.

Ya sea gracias a la mayoría de profesiones, los cuales suelen disfrutar de fines de semana libres del trabajo, de estudiantes que gozan igualmente del sábado y domingo libre (incluso algunos viernes), o de aquellos trabajadores que disfrutan de días libres salteados, en lo que bifurcan todos ellos en lo de aprovechar para dormir más por las mañanas.

Un hecho que suele ocurrir cada día libre del que disponemos y que, como ocurre con otras rutinas, no va a resultar perjudicial siempre y cuando se sepa medir. Porque al igual que sucede con las siestas, siguiendo una serie de pautas y haciéndolo solo en momentos puntuales, podemos aprovechar algunas jornadas para dormir más de lo habitual.

Diferentes organismos como la Organización Mundial de la Salud indican que la modificación u omisión de nuestros ritmos circadianos y, por ello, la generación de malos hábitos del sueño, son perjudiciales para nuestra salud. A través de multitud de estudios científicos se ha determinado una relación entre esta mala conducta y los niveles de estrés y proliferación de enfermedades y patologías.

Siempre y cuando no ejerzas profesiones que te obligan a trabajar en horario nocturno y dormir durante el día, la recomendación de la OMS es la de respetar el hábito más común del sueño. Por ello, y en conclusión, te aconsejamos no extender tu ciclo durante la mañana siempre y cuando se alargue en el tiempo. Y cuando lo hagas, no remolonees mucho tiempo en la cama por mucho que tu colchón y almohada te lo estén pidiendo a gritos.