El sueño durante el ciclo menstrual

Abr 28, 2021 | TE INFORMAMOS

El ciclo menstrual comporta cambios de todo tipo en el cuerpo humano. Debido a los múltiples cambios hormonales que se producen a lo largo de sus distintas fases, se pueden sufrir alteraciones en muchos ámbitos de la vida, como pueden ser el sueño y el apetito.

En concreto, durante el ciclo menstrual, se produce un aumento de estrógenos hasta que se da la ovulación, a partir de la cual aumenta la progesterona. Según las investigaciones llevadas a cabo al respecto, el aumento de estrógenos se ha visto relacionado con un aumento del sueño REM y el aumento de progesterona con una mayor sensación de somnolencia.

Pero, ¿qué ocurre exactamente durante el período menstrual? Cuando tienen el período muchas mujeres manifiestan un aumento de la somnolencia así como de apetito. ¿Por qué ocurre esto?

El sueño durante el ciclo menstrual

El sueño puede verse influenciado por una multitud de factores, entre los cuales podemos encontrar factores ambientales y externos como los cambios horarios o la luz solar, por ejemplo. Sin embargo, los cambios hormonales son uno de los factores que más influyen en los períodos de sueño de una mujer.

Fases del ciclo menstrual

Dependiendo de la etapa del ciclo menstrual en la que se encuentre, una mujer puede experimentar unos cambios u otros en su sueño. Y es que, durante todo el ciclo, se producen distintos cambios hormonales.

  • Durante la fase folicular (del día 1 al día número 13 del ciclo, o desde el fin de la menstruación hasta el inicio de la ovulación): Al final de este período se produce un aumento de la secreción de estrógenos.
  • Durante la fase lútea (desde el día 14 hasta el día 28 del ciclo, o desde la ovulación hasta la menstruación): se produce un aumento de la secreción de estrógenos, pero principalmente se da un aumento de la secreción de la progesterona. Esta ocasiona la fragmentación del sueño, a través de mecanismos directos e indirectos. Directos mediante sus efectos a nivel de centros cerebrales de regulación de sueño, e indirectos al provocar un incremento de la temperatura corporal diurna y nocturna. Esto, a su vez, provoca un aumento de la somnolencia diurna, lo cual explica que durante la regla se tenga más sueño.

A su vez, parece que durante los días previos a la menstruación parece haber un descenso de la proporción de sueño y de las ensoñaciones. Además, son muchas las mujeres que presentan dificultades para conciliar o mantener el sueño, lo que se traduce en una pérdida de la calidad del descanso, que puede repercutir notablemente en su día a día.

El sueño durante el síndrome premenstrual

El síndrome premenstrual consiste en una serie de alteraciones que ocurren los días previos a la menstruación. Concretamente, durante los 3-6 días anteriores a que baje la regla pueden darse:

El sueño durante la menstruación

La somnolencia suele desaparecer durante la menstruación. Sin embargo, en algunas mujeres todavía pueden darse desequilibrios en el sueño así como en el hambre. Esto puede ser consecuencia de los cambios de temperatura que se producen, aunque también pueden haber otras causas que propicien un mal descanso:

  • El estrés.
  • Malos hábitos de dieta o de sueño.
  • Enfermedades diversas.

Aún así, parece ser que las hormonas implicadas en la menstruación pueden causar un estado anímico más irritable en algunas mujeres. Esto puede hacer que, frente a determinadas situaciones emocionales, exista un cambio hormonal que produzca cambios en la estructura del sueño, así como puede ocurrir con el apetito.

Al parecer, según expertos, los cambios en el apetito suelen radicar más en el síndrome premenstrual, durante los 10 o 15 días antes del sangrado. Durante este período parece darse un mayor deseo por ingerir alimentos de alta densidad calórica.

Recomendaciones para disfrutar de un buen descanso en la menstruación

Aunque los cambios hormonales durante la menstruación son inevitables, así como sus consecuencias, existen algunas recomendaciones que pueden llevarse a cabo para disfrutar de un buen descanso:

  1. Establecer una rutina de sueño regular.
  2. Cuidar el entorno, evitando temperaturas extremas y ruidos fuertes.
  3. Evitar bebidas y otros estimulantes (como bebidas energéticas o tabaco, por ejemplo).
  4. No realizar ejercicio a última hora del día.

En resumen, descansar adecuadamente puede resultar todo un reto durante el período de la menstruación, pero siguiendo ciertas recomendaciones, las alteraciones en el sueño durante el ciclo menstrual pueden reducirse. ¡Cuida tu descanso!