El significado de los sueños

May 20, 2022 | CURIOSIDADES, SIGNIFICADO DE SUEÑOS | 0 Comentarios

Todo comenzó en el año 1953, cuando dos científicos de apellidos impronunciables (Aserinksy y Kleitman) se encontraban en plena investigación. Ambos eran estudiosos del mundo del descanso, hasta el punto de realizar en laboratorios una profunda y exhaustiva exploración acerca del sueño. Sin pretenderlo, como ya le ocurrió a Cristóbal Colón al toparse con América de camino a las Indias, descubrieron los movimientos rápidos y espasmódicos que se producen cuando estamos pasando por la fase REM. Un punto histórico que dio comienzo no solo a una investigación más profunda del descanso, sino a teorizar y querer saber más sobre el significado de los sueños.

Historia de los sueños: así comenzó el boom por conocer los significados

El doctor Eugene Aserinsky está considerado uno de los pioneros en lo que hoy conocemos como medicina del sueño. Junto al ya mencionado Nathaniel Kleitman, otro científico que en su afán por saber más llegó a extremos como dormir durante un mes en una cámara de piedra o vivir en un submarino, descubrió la fase REM. El pistoletazo de salida al boom por saberlo todo sobre lo que soñamos: los motivos, las causas, las teorías, los significados o los subtextos.

 Para descubrir que existe una fase del sueño REM, Kleitman y Aserinsky tuvieron que monitorizar la actividad cerebral de unas cuantas personas. Y para ello, usaron lo que entonces era un aparato de electroencefalograma (EEG). A las pocas horas de comenzar este extravagante experimento, el aparato comenzó a ofrecer unos resultados más propios de una película de ciencia ficción: los durmientes mostraban una actividad similar a la que sucede cuando estamos despiertos. Sin embargo, seguían dormidos. ¿Qué estaba pasando?

Con el paso del tiempo ya entendemos que las ondas beta que produce nuestro cerebro cuando estamos despiertos son muy similares a las de la fase REM. Pero por aquel entonces, esto no se conocía. Tampoco el movimiento errático de los ojos.

Con resultados como ese 74,1 % de los participantes que recordaba sueños de la fase REM (por solo un 17,4 % recordaba sueños durante la etapa NREM”, ambos científicos publicaron un artículo titulado ‘Períodos de ocurrencia regular de motilidad del ojo y fenómenos concomitantes durante el sueño’. Y bajo este título tan pomposo, estaba el inicio de todo un fenómeno: el estudio de los sueños.

Significado de los sueños

¿Qué sabemos del significado de los sueños?

Tras más de medio siglo de investigaciones oficiales y científicas, la respuesta corta podría llevarnos a un muy coloquial “poca cosa”. Al menos, en cuanto al significado de los sueños se refiere, la psicología ha podido establecer una serie de patrones referentes. Por ejemplo, cuando sueñas con ratas o con cucarachas.

Las investigaciones que derivaron de la establecida por los pioneros Aserinksy y Kleitman han ido averiguando más aspectos relacionados con la ciencia que con la psicología. Sin ir más lejos, ya podemos saber que existen correlaciones entre los recuerdos del sueño y la fase REM en la que sucede: un 80%. Por el contrario, en los últimos años se ha descubierto un incremento en el porcentaje de sueños producidos en la fase NREM que luego podían ser recordados.

¿Cuáles son los motivos? El simple hecho de que un investigador utilice una definición de soñar con algunas palabras diferentes a la definición de otro científico, puede producir variaciones e inconsistencias en el experimento. Por un lado, hay una corriente mayoritaria que define el sueño como una actividad cognitiva. Por el otro, los investigadores que asocian soñar con una sucesión de imágenes alucinatorias y aleatorias.

En definitiva, el significado de los sueños aún no puede establecerse como una ciencia. Si bien es cierto que investigadores y científicos llevan más de medio siglo realizando sus propios estudios, aún se encuentra en el lado más oscuro del conocimiento.

Un sueño en particular puede desembocar en varios tipos de recuerdo. Factores como la cantidad de tiempo acontecido durante el sueño en alguna de las fases NREM o REM varían en diversos patrones cíclicos. Es decir, podemos recordar hasta 45 minutos del sueño de una noche si se ha producido en la fase REM. Por el contrario, el sueño NREM es mucho más difícil de recordar cuando despertamos.

En conclusión, mientras el estudio del sueño en sí ha quedado más de la mano de la neurociencia, el estudio de sus significados siempre fue más propio de filósofos y corrientes psicológicas como el psicoanálisis. Pero al quedar esta variedad de la psicología promulgada por Freud tan en desuso, saber qué significan ciertos sueños se ha limitado a una cuestión de la cultura popular.