El significado de los sueños más buscados en 2020

Abr 8, 2021 | TE INFORMAMOS

Cada vez que te acuestas en la cama y consigues dormirte, tu subconsciente comienza a trabajar de la siguiente manera: se crean imágenes aleatorias, acompañadas de sonidos, movimientos, sentimientos, sensaciones, recuerdos y emociones. Como una especie de película donde tú eres el director y puedes mezclar personas de tu entorno, famosos y familiares fallecidos. Todos en el mismo universo. Una narración que funciona como un método de aprendizaje, asimilando tus vivencias. Pero, lo que tiene sentido mientras duermes, se convierte en enigma cuando te despiertas y te preguntas: ¿cuál es el significado de los sueños?

Así afectó el Covid a los sueños de toda la humanidad

Los sueños funcionan como recreaciones oníricas a las que nos vemos obligados a buscar un significado. Y 2020 no iba a ser una excepción. Conforme los meses fueron pasando y el Coronavirus extendió sus tentáculos por todos los recovecos de nuestra vida, convirtiendo a su vez a los sueños en narraciones más surrealistas, extrañas y oscuras.

Estudios como el realizado por el Centro de Investigación de Neurociencias de Lyon, reflejaron como el Covid-19 había conseguido un aumento del 35% en los sueños que los durmientes podían recordar. A su vez, la misma encuesta determinaba que las pesadillas se habían incrementado en un 15%. Por otra parte, un estudio realizado en Italia por la Associazione Italiana di Medicina del Sonno, dictaminó que la mayoría de sujetos investigados habían sufrido pesadillas y parasomnias más propias de personas con estrés postraumático.

Como no podía ser de otra forma, la pandemia también trastocó nuestros sueños. Desde el 22 de marzo, la búsqueda en Internet de “sueños raros” había pasado de 0 a 100 en Google.

Intentamos descifrar cuáles son los sueños más comunes durante el año de la pandemia

Por regla general, entre las consecuencias que se derivan de los traumas, está el padecimiento de pesadillas por parte de los supervivientes. Es uno de los lastres arraigados entre las personas que sufren trastornos de estrés postraumáticos. Y así ocurrió durante 2020, siendo el mundo entero uno de los afectados. Estos son los sueños más repetidos:

Soñar con peligros, amenazas, miedos abstractos, peligros invisibles: Durante el 2020, hemos soñado con insectos que nos atacan, ataques de gas venenoso, maremotos, monstruos… Este tipo de pesadillas funcionan como metáforas de nuestras preocupaciones. Efectos de la pandemia que simbolizan los cambios en nuestra vida y los traumas ocasionados por el Covid-19.

Viajes, quedadas con amigos, planes sociales: Otro de los sueños más recurrentes durante el 2020 ha guardado relación con todo aquello que perdimos. La vida social dejó de ser, perdiendo planes, quedadas, amistades y proyectos. Hemos soñado con viajes. Primero a sitios recónditos, a los lugares que habíamos planificado. Después, estos países exóticos simplemente se convirtieron en el bar de la esquina. Ya no solo se trastocaron los planes del verano, sino que el mero hecho de tomar un café con tus amistades se volvió imposible.

Nostalgia y recuerdos del pasado: La pandemia también nos hizo recordar en forma de sueños hechos y personas del pasado. Como bien sabemos, soñar es una forma de metabolizar ciertas pérdidas y experiencias emocionales intensas o duras. Por ello, 2020 fue el año de soñar con gente de nuestro pasado como antiguos amigos, ex parejas e incluso aquellos amores de verano que experimentamos durante la adolescencia.

Aunque nos puedan parecer tres tipos de sueños muy alejados entre sí, existen dos causas principales que comparten. Todos estos sueños obedecen a dos puntos de partida. Por un lado, pueden ser deseos reprimidos que salen a nuestra consciencia cuando estamos soñando. En el otro punto, puede tratarse de recreaciones de los deseos no cumplidos. En definitiva, estamos hablando de todo aquello que se llevó la maldita pandemia.

Por último, existe otro lugar común en los sueños más buscados y repetidos en 2020: la facilidad con la que ahora recordamos todo aquello que soñamos. La explicación dada por algunos psicólogos y expertos en la materia es la siguiente: la pausa que hemos realizado en nuestras vidas ha provocado que los sueños adquieran más trascendencia. Al vivir menos, aquello que soñamos se torna algo más presencial en nuestra memoria.