El secreto de una buena alimentación para dormir bien

Jul 14, 2021 | ALIMENTACION, TE ACONSEJAMOS | 0 Comentarios

Normalmente, los problemas para dormir vienen relacionados con el estrés y los problemas que van surgiendo por el ritmo frenético que llevamos en la vida diaria. Por ello, cada vez son más las personas que sufren insomnio de manera ocasional.

Lo que quizá desconozcas es que lo que comemos también influye en el resultado de nuestro descanso. En algunas ocasiones, la ingesta de determinados alimentos para cenar puede jugarnos una mala pasada. Las prisas y el cansancio nos llevan muchas veces a tomar cualquier cosa rápida que quizá no sea muy saludable.

Los estudios científicos concluyen que, si se come bien antes de dormir, el descanso será mucho más reparador. Ello es debido a que el organismo requiere de cierta cantidad de nutrientes para que trabajen como neurotransmisores.

Una alimentación equilibrada es uno de los pilares fundamentales para llevar una vida saludable. Por ese motivo, por las noches se suele recomendar realizar cenas ligeras. Es preferible descartar las comidas con exceso de grasa para que podamos tener una rápida digestión y evitar entre otras molestias el reflujo gástrico al dormir.

También es conveniente cenar dos o tres horas antes de irse a dormir y por supuesto no tomar bebidas estimulantes que contengan alcohol o cafeína. Asimismo, nos interesa en la medida de lo posible establecer una rutina en los horarios. Por lo general, los hábitos influyen positivamente en el control del peso, el metabolismo y el estado de ánimo.

No obstante, hay alimentos especialmente indicados para dormir bien por la noche. Todos ellos destacan por tener una característica en común: su alto contenido en triptófano.

Los beneficios del triptófano

El triptófano es el aminoácido esencial que nuestro organismo utiliza para segregar la serotonina. Ésta a su vez es la responsable de reducir los niveles de estrés, el control del hambre y del sueño. Los alimentos que lo contienen son muy variados, pero algunos destacan entre otros por su alto contenido.

La particularidad de este elemento es que nuestro cuerpo no lo puede producir directamente, sino que por el contrario se encuentra en determinados alimentos. Aunque existen suplementos vitamínicos para poder obtenerlo, siempre es más recomendable tomarlo de una forma natural y de esa manera prevenir posibles efectos secundarios.

Alimentos indicados para dormir bien

Para descansar bien, es importante que la dieta contenga alimentos ricos en este aminoácido. Así, el organismo puede sintetizar las cantidades idóneas de serotonina y melatonina. Para completar el proceso también son imprescindibles la presencia de otros nutrientes como los hidratos de carbono, los ácidos grasos omega 3, el magnesio y el zinc. ¿Quieres conocer la alimentación para dormir bien?

Lácteos

La costumbre de tomar un vaso de leche caliente antes de dormir no es solamente una leyenda de nuestras abuelas. Según estudios científicos, tomar lácteos es un hábito muy beneficioso para el descanso, pues el triptófano que contienen ayuda a relajarnos.

Frutas

Entre las frutas recomendadas destaca el plátano. Aparte de ser rico en fibra, contiene una alta concentración de hidratos de carbono. Por eso aporta una sensación de saciedad casi inmediata. Además, sus vitaminas contribuyen al buen desarrollo y funcionamiento del sistema inmunitario.

Carnes y pescados

Los pescados azules como el salmón, la trucha o el atún destacan por su alto contenido en ácidos grasos omega 3 y vitamina D. Su consumo favorece la pérdida de grasa, fortalece los músculos y controla la presión arterial.

Si por el contrario eres más de carne, para las cenas es preferible decantarse por las blancas. El pollo o el pavo son una excelente opción ya que además son fácilmente digeribles. Son alimentos que se pueden preparar de forma sencilla como por ejemplo a la plancha y sin necesidad de perder demasiado tiempo en la cocina.

Frutos secos

Las almendras y las nueces contienen buenas cantidades de ácidos grasos esenciales que reducen el colesterol malo. Además, los frutos secos son ricos en fibra y funcionan como antioxidantes. Dan un toque crujiente y sirven de acompañamiento a cualquier plato en los menús de nuestras cenas.

Puedes completar una dieta saludable con algún ejercicio relajante antes de dormir, un poco de lectura o tomar una infusión caliente para conseguir una inducción natural al sueño. ¡Favorece tu descanso con una buena alimentación!