El mejor estilo para las habitaciones infantiles dobles

May 25, 2020 | NIÑOS, TE ACONSEJAMOS

Decorar y amueblar el cuarto de los más pequeños de la casa nunca es fácil, pero si encima hablamos de habitaciones infantiles dobles, la cosa se complica por razones obvias y matemáticas. En los tiempos que corren, con un sector del descanso tan evolucionado, eso de poner dos camas separadas por una única mesita ya es algo anticuado y más propio de Carlitos de ‘Cuéntame’. Por eso, te proponemos una serie de alternativas modernas que revolucionarán el diseño de tu hogar y convertirán a tus hijos en los más influencers de sus clases.

Tres soluciones para las habitaciones infantiles compartidas: camas nido, literas y somieres canguro

Después de acertar con el colchón adecuado para los niños y adolescentes (ya sabes, se encuentran en una etapa crucial de su crecimiento donde el confort es indispensable), llega el momento del resto del equipo. Una fase donde no solo el descanso prima, sino el diseño y la practicidad. Elementos que envolverán el día a día de tus hijos y darán forma a un pequeño hábitat que los acompañará durante años.

En el caso de las habitaciones compartidas toda complicación se multiplica por dos. Al hecho de tener que adecuar un cuarto por partida doble, se le suma la más que posible falta de espacio. Un problema que antiguamente se solucionaba de una única manera: dos camas de 90 centímetros separadas por una mesita de noche. Una estampa de otra época y que ha quedado convertida en una escena de series o películas más propias de los años 70 u 80.

Afortunadamente, ahora disponemos de una nueva línea de soportes que pueden albergar dos camas de diferentes maneras y que no por ello se vea disminuida la sensación de haber creado un hábitat confortable, acogedor y práctico para los dos niños que van a compartir habitación:

Cama nido

Las camas nido tienen una función principal que cumplen a la perfección: aprovechar al máximo el espacio de las habitaciones. Es por ello que este tipo de soportes de descanso son tan utilizados por tantas familias. Disponer de dos camas en el espacio de una economiza de manera plena el metro cuadrado de cada cuarto, gracias a la fijación de la cama principal y el efecto despliegue de la que se sitúa en la parte inferior y, por tanto, queda oculta durante el día.

Obviamente, la elección de las camas nido traen consigo que no debamos reducir el número de muebles que contengan esas habitaciones y, que, en el caso de los cuartos dobles juveniles, son sinónimo de espacio para juegos. Además, de esta manera las habitaciones pueden albergar grandes armarios que, tratándose de dos hijos, la ropa se va a multiplicar por dos.

Otras de las ventajas de escoger una cama nido para las habitaciones dobles infantiles radica en la parte estética. Además de convertir todo el envoltorio en algo más bello, la propia cama superior puede transformarse durante el día en una especie de sofá, algo que va a venir muy bien para los dos niños que comparten espacio.

Litera

Las literas son los tipos de camas más apreciados por los más pequeños. Su particular diseño vertical que provoca que una cama esté por encima de la altura del suelo (y obviamente de la cama que se sitúa en la parte inferior) provoca una especie de excitación infantil que conlleva que todos los niños quieran elegir esta mencionada litera superior. Pero más allá de que gracias a su elección conseguirás que tus hijos se vayan a la cama sin rechistar, lo que logras con su implementación en los dormitorios dobles infantiles es el espacio extra.

Al igual que sucede con las otras elecciones (camas nido y somieres canguro), las literas pueden colocarse en casi cualquier parte del dormitorio y, gracias a la evolución técnica y de diseño que hemos experimentado en las últimas dos décadas, ya no se limitan a los característicos modelos con barras metálicas a modo de tope. Ahora puedes encontrar literas que juegan con la distribución de los módulos y la opción con colchones más grandes que los de 90 (para los que ya no son tan niños y han alcanzado la pubertad).

Somieres Kanguro

Los somieres o camas canguro son el último grito en habitaciones infantiles de uso compartido. Su estructura de camas compuestas por una cama superior y otra inferior las convierte en una especie de 2 en 1 muy prácticas para esos cuartos pequeños con espacios reducidos. Gracias a ese espacio extra, conseguirás un hábitat más confortable para tus hijos donde podrán estudiar o jugar de una manera más libre, consiguiendo así un mejor desarrollo.

Por si esto fuera poco, los diseños de los somieres canguro abrazan la modernidad al máximo, convirtiendo los espacios que envuelven en un hábitat más minimalista que pueda albergar otro tipo de muebles. Además, cuentan con diferentes tipos de modelo como el somier de láminas en cada piso o aquel que contiene una base tapizada.