El insomnio: causas y tipos de insomnio

Mar 20, 2019 | SALUD, TE ACONSEJAMOS | 1 Comentario

Hay patologías y trastornos del sueño que han aumentado en los últimos años. Uno de ellos es el insomnio y se ha convertido en un motivo frecuente de consulta médica.

Entre las alteraciones del sueño, el insomnio es el trastorno más frecuente. Generalmente, las personas que padecen insomnio se muestran insatisfechas por su sueño, lo que dificulta las posibilidades de un buen descanso.

TIPOS DE INSOMNIO

Existen numerosas clasificaciones de los tipos de insomnio, como sus causas o su duración. No obstante, lo habitual es clasificar los tipos de insonnio en función del momento de la noche en que se producen:

  • Insomnio de conciliación:

    Se producen dificultades para iniciar el sueño. Es habitual en personas jóvenes y se asocia a problemas médicos, consumo de drogas o algunos trastornos psiquiátricos.

  • Insomnio de mantenimiento:

    Presentan dificultades para mantener el sueño a lo largo de la noche. En este tipo de insomnio aparecen distintos tipos de vigilio durante el sueño. Este tipo de insomnio está frecuentemente ligado al envejecimiento.

  • Despertares precoces:

    El momento del despertar definitivo se produce como mínimo dos horas antes de lo habitual.

Las personas que sufren insomnio de mantenimiento pasan por distintas fases de vigilia durante el sueño

CAUSAS DEL INSOMNIO

En cuanto a las causas del insomnio podemos hablar de tres factores distintos. Las razones del insomnio se conocen como predisponentes, precipitantes y perpetúales. Es necesario tener siempre presente que algunos aspectos pueden solaparse en el tiempo.

Factores predisponentes: son numerosos los factores que se ha demostrado facilitar la aparición del insomnio. Entre los más destacados se encuentran:

  • Género: las mujeres parecen tener más riesgo que los hombres de padecer insomnio.
  • Edad: con la edad puede aumentar la prevalencia de este trastorno.
  • Nivel socioeconómico: algunos estudios asocian el insomnio con un nivel de ingresos más bajo y un menor nivel de educación.
  • Estado de salud: se relaciona con un peor estado de salud en general y con la percepción de la propia salud como mala.
  • Genéticos: Algunos estudios sugieren la heredabilidad del insomnio, sin embargo, se necesitan estudios más específicos, ya que lo que parece heredarse son ciertos rasgos temperamentales como la emocionalidad.
  • Psicológicos: entre los más frecuentes se encuentran los sentimientos negativos, la tendencia a internalizar las emociones o la utilización de estrategias de afrontamiento del estrés centradas en la emoción. La sintomatología y/o rasgos de trastornos de personalidad como el trastorno distímico, los trastornos de ansiedad o los trastornos de personalidad obsesivos son otros factores que llevan al insomnio.
Problemas para dormir bien

Factores precipitantes: entre los factores precipitantes destacan especialmente las situaciones de estrés.

Factores perpetúales: Éstos se relacionan principalmente con el miedo a no dormir y con las creencias y comportamientos desadaptativos.

Las situaciones de estrés son un componente casi definitivo para las personas que sufren de insomnio

CONSECUENCIAS DEL INSOMNIO

Son numerosas las consecuencias del insomnio sobre la salud las personas que lo sufren. Las repercusiones más habituales pueden clasificarse en:

Sueño nocturno:

  • Dificultades para conciliar el sueño.
  • Dificultades para mantener el sueño.
  • Despertar definitivo adelantado.
  • Sueño no reparador.

Funcionamiento diurno:

  • Síntomas de ansiedad y depresión.
  • Fatiga
  • Trastornos de ánimo
  • Déficits leves de atención
  • Pérdida de memoria
  • Fallos en funciones ejecutivas
  • Excesiva somnolencia