El color más relajante para pintar la habitación de tus hijos

Mar 11, 2021 | NIÑOS, TE ACONSEJAMOS

El color de las paredes juega un papel muy importante en la decoración de las habitaciones. A primera vista, determina la personalidad del ambiente y, además, es el hilo conductor que marca las tonalidades del resto del mobiliario y de los accesorios de la misma.

Elegir el tono adecuado proporciona el toque personal al conjunto del estilismo. En cualquier caso, se aconseja pintar las paredes de los dormitorios con matices que no resulten demasiado estridentes. Por eso, normalmente es recomendable utilizar colores que transmitan cierta serenidad para poder relajarnos y conseguir un sueño profundo.

En el caso de las habitaciones infantiles y juveniles con mucho más motivo, ya que un buen descanso influye positivamente en el desarrollo cognitivo de los más jóvenes de la casa. Este es necesario para recuperar las funciones biológicas, neurológicas e inmunológicas. Por eso, los malos hábitos o falta de sueño a lo largo de su crecimiento pueden afectar negativamente a su bienestar.

Por otro lado, las habitaciones de nuestros hijos son el refugio en el que desarrollan su actividad intelectual. Tanto si son más pequeños porque es el lugar donde juegan y dejan volar su imaginación, como si están en edad de estudiar, ya que necesitan obtener la concentración necesaria para el desarrollo de sus tareas cotidianas.

Así pues, acertarás si optas por tonalidades que aporten calidez y relax en el ambiente. Si estás pensando en renovar el color de la habitación de tus hijos, no te pierdas nuestra selección.

Los colores más relajantes para habitaciones infantiles

Verde

Una de las gamas más recomendables para pintar las paredes de las habitaciones de nuestros hijos es el verde. Es un color que transmite serenidad y armonía ya que está relacionado con la vida y la naturaleza.

Tiene la ventaja que hace descansar el esfuerzo de los ojos y provoca sensación de seguridad y confianza. Además de reducir el estrés, es interesante utilizarlo en las habitaciones infantiles y juveniles porque fomenta la concentración.

Nuestro consejo es que te decantes por las tonalidades más claras o en todo caso que no sean brillantes o llamativas. De esa manera, cuanto más suave sea el color, se consigue mayor amplitud visual en la estancia.

Arena

Los tonos beige o arena son un clásico que no pasa de moda. Son una gran opción si eres de los que prefieres una continuidad en todas las estancias de la casa. Combinan perfectamente con cualquier estilo de mobiliario ya sea moderno o tradicional y tienen la facilidad de atrapar la luz natural del exterior.

Al ser tonos neutros, transmiten armonía y elegancia en el ambiente. Proporcionan un toque cálido y acogedor creando una atmósfera serena para el descanso. Es uno de los colores más versátiles porque encajan con cualquier tipo de decoración. De esa manera, puedes ir renovándola fácilmente según las necesidades de tus hijos.

Azul

El color azul está asociado al agua, la tranquilidad y el sosiego. Es uno de los tonos favoritos para pintar las habitaciones de los más pequeños de la casa ya que se le atribuye un efecto relajante que induce fácilmente al sueño.

Las habitaciones pintadas de azul resultan refrescantes y ayudan a crear una sensación de seguridad y estabilidad. Aporta la serenidad necesaria para los peques más activos y nerviosos ya que ayuda a mejorar el sueño disminuyendo el miedo y la tensión.

Aunque sea un color relacionado a las habitaciones infantiles, se puede combinar con colores más vibrantes como por ejemplo el naranja para darle un toque más alegre. Por el contrario, combinado con tonos neutros como el gris o el blanco conseguirás un aspecto clásico y elegante.

Blanco

El blanco es el color que irradia pureza y luminosidad. Entre otras características, el blanco nunca pasa de moda y crea una atmósfera pacífica que ayuda a la relajación y al descanso. Además, estimula la imaginación y la creatividad por lo que es una buena opción para este tipo de habitaciones.

Es el color más apropiado para las habitaciones de tamaño reducido o con falta de luz natural. Tiene la ventaja que puede combinarse con cualquier otro color por lo que es una buena idea pintar la pared del cabecero en un tono más subido para dar profundidad a la habitación.

Si ya tienes decidido el color más relajante para pintar la habitación de tus hijos, puedes pasarte por Maxcolchon y echar un vistazo a nuestro catálogo. Para terminar de equipar los dormitorios te recomendamos los prácticos canapés abatibles. Son la solución que te permitirá mantener el orden gracias al extra de almacenaje que ofrecen. ¡No te los pierdas!