El colchón infantil Chipre protege su descanso

Abr 27, 2021 | NIÑOS, TE ACONSEJAMOS

Un colchón para niños es un producto especial, ya que a estas edades un buen descanso es crucial para su completo desarrollo y formación. El objetivo principal de un colchón infantil es garantizar la posición correcta de la columna vertebral y evitar puntos de presión en el cuerpo para conseguir una relajación total de los músculos.

En Maxcolchon hemos diseñado el colchón infantil Chipre, un modelo pensado para adaptarse a cada etapa de crecimiento de los más pequeños de la casa. Y es que las necesidades de descanso infantiles son distintas a las de los adultos. ¿Quieres saber cómo ha de ser un colchón infantil?

Aspectos a tener en cuenta en un colchón infantil

Los niños en edad de crecimiento, sobre todo los menores de 12 años, precisan colchones de firmeza intermedia-alta que beneficien su correcto desarrollo y crecimiento. Te explicamos algunos factores a tener presentes a la hora de elegir un colchón infantil.

La firmeza

Como comentábamos, un grado de firmeza alto o medio-alto es fundamental, ya que en edad de crecimiento es importantísimo mantener la espalda de los niños alineada mientras duermen. Un colchón demasiado mullido podría producir desviaciones y deformaciones de la columna. Esta firmeza podremos encontrarla en colchones con núcleos compuestos por espuma de poliuretano de primera calidad.

El confort

La firmeza del colchón no debe de estar reñida con el confort, por ello podemos combinar un núcleo firme con acolchados suaves que eviten cualquier punto de presión.

El colchón Chipre cuenta con 4 centímetros de Viscoelástica Sensus de 65 kg de densidad para proporcionar al cuerpo del pequeño una acogida gradual. Y es que la viscoelástica acoge el cuerpo de los niños ofreciendo firmeza, adaptabilidad y mejorando la circulación sanguínea.

Frescor

Nuestro modelo infantil Chipre cuenta con un acolchado viscoelástico de poro abierto y un núcleo de espuma transpirable de 16 centímetros, que garantizan un descanso fresco y confortable. Es importante que un colchón garantice la circulación y renovación del aire para evitar la retención de calor corporal y que los niños puedan sudar mientras duermen. Para ello, hemos de tener en cuenta el grado de transpirabilidad que cada fabricante asigna a sus productos.

Higiene

Este punto es indispensable para crear un entorno de descanso saludable para nuestros niños. Hay que tener en cuenta que el colchón disponga de un tratamiento antiácaros y que el núcleo del colchón esté cerrado para evitar la acumulación de microorganismos en su interior.

Por otro lado, es recomendable, en especial a estas edades, utilizar cubre colchones para proteger el colchón de agentes externos (sudor, orina, polvo…). De esta forma protegeremos la salud de los más pequeños a la vez que alargamos la vida útil del colchón.

Además, el colchón infantil Chipre cuenta con tecnología Eco-Fresh, un tratamiento que impide la mutación celular de las bacterias y la proliferación de otros microorganismos en el interior del colchón.

Así pues, el colchón Chipre de Maxcolchon es una gran opción en lo que a los colchones infantiles se refiere. Garantiza la seguridad de los niños a la vez que les proporciona un descanso adaptable, firme y ajustado a su edad. La calidad de sus materiales y el tratamiento exclusivo Eco-Fresh hacen del colchón Chipre la opción perfecta para el descanso de niños y adolescentes.

En Maxcolchon somos fabricantes de sueños, todos nuestros productos se fabrican en España cumpliendo las máximas exigencias y normativas en cuanto a calidad, diseño y producción.