Ejercicios de relajación para dormir

Feb 22, 2021 | MEJORA TU DESCANSO, TE ACONSEJAMOS

La vida diaria nos somete muchas veces a contratiempos causados por motivos laborales, personales o por la aparición de cualquier otra circunstancia inesperada. Cuando estas situaciones se prolongan en el tiempo y son difíciles de controlar, pueden surgir nervios, ansiedad y problemas para conciliar el sueño.

Todos estos síntomas suelen presentarse a consecuencia del estrés. Este es un mecanismo que se activa cuando nos vemos superados por determinadas situaciones que conllevan una sobrecarga de preocupación.

Para evitar que nos afecte en nuestra vida diaria, una buena idea puede ser practicar ejercicios de relajación que nos ayuden en nuestro descanso. En cierta manera, incluir este tipo de actividades en nuestra rutina diaria nos ayudará a conciliar el sueño de una forma natural.

A través de la relajación podemos liberar tensiones y canalizar los estados anímicos para obtener un equilibrio físico y mental. Por eso, siempre y cuando se trate de una situación pasajera que no influya en nuestra salud mental, es aconsejable practicarla. ¿Te animas?

EJERCICIOS RELAJANTES PARA DORMIR

Respiración profunda

Esta es una de las técnicas más sencillas para llevar a cabo en el caso de que padezcas problemas para dormir. Se trata de un mecanismo que combina la inhalación y la exhalación de forma diferente a la habitual. En este caso, vamos a utilizar al máximo la capacidad pulmonar que disponemos.

Comenzamos inhalando el aire por la nariz, y cuando notamos que el abdomen se ha elevado lo máximo posible, hay que aguantar durante unos segundos para posteriormente expulsar el aire por la boca lentamente hasta vaciar completamente nuestra caja torácica.

Para que este método sea eficaz, es recomendable intentar llegar a conseguir una media de diez respiraciones por minuto. Con un poco de práctica, puede obtenerse un rápido y relajado bienestar.

Visualización

La visualización es una técnica de relajación basada en la imaginación. Consiste en visualizar del modo más realista posible situaciones en las que nos gustaría estar y vernos a nosotros mismos en un entorno concreto en el que actuamos conforme a nuestros deseos. Por ejemplo, imaginar que estamos en una playa paradisíaca escuchando el sonido de las olas del mar mientras tomamos el sol.

Conviene que la visualización contenga todos los detalles posibles, como los colores, la luz, los sonidos y hasta incluso las sensaciones. Es una forma de advertir a nuestro subconsciente de lo que realmente queremos a través de imágenes mentales estimulantes. Por eso, los expertos en la materia lo advierten: si ejercitamos pensamientos positivos, los resultados también lo serán.

Meditación

Además de ser una de las técnicas más antiguas que se conocen, se ha llegado a afirmar que la meditación tiene el poder de cambiar nuestra mente. En general, se trata de una técnica a través de la cual se desarrollan sentimientos positivos y se aprende a gestionar las dificultades que nos impiden llevar el día a día de una forma tranquila.

Para iniciarse en esta materia, es suficiente con buscar un sitio tranquilo y silencioso en el que nadie nos moleste y poder centrarnos en nuestro interior. El objetivo es encontrar la manera de abstraerse de los problemas y así poder conectar el cuerpo con la mente.

Relajación muscular

Consiste en aprender a tensar y relajar los diferentes grupos musculares haciendo un recorrido por las distintas zonas del cuerpo. La técnica es bien sencilla: se trata de sentir la diferencia que se produce entre la tensión y el estiramiento del grupo de músculos que estamos ejercitando.

Se puede practicar tanto sentado como acostado, por lo que puede ser una buena idea aprovechar para hacerlo mientras estás trabajando delante del ordenador o descansando en el sofá de tu casa antes de irte a dormir.

Realizar ejercicio físico

La actividad física proporciona innumerables beneficios para nuestra salud, sobre todo en el caso de que estemos más tensos de lo normal. Y es que practicar ejercicio ayuda a mejorar nuestro estado de ánimo. Esto es gracias a que la liberación de toxinas que se producen mientras lo realizamos nos ayuda a relajarnos.

Para conseguirlo no es necesario realizar un gran esfuerzo. Así, un simple paseo puede servir siempre y cuando se haga de forma habitual. Está demostrado que caminar entre veinte y treinta minutos al día es suficiente en el caso que no dispongas de demasiado tiempo.

En cualquier circunstancia en la que te puedas encontrar, disponer de un buen equipo de descanso puede ayudar a mejorar la calidad del sueño. En Maxcolchon disponemos de todo lo necesario para que encuentres el plus de comodidad que necesitas si estás estresado. Echa un vistazo al catálogo y no te pierdas nuestra selección. ¡Te esperamos!