Dormir con fibromialgia: el tipo de descanso que necesitas

Dic 9, 2020 | SALUD, TE ACONSEJAMOS

Si convivir con este dolor muscular crónico de origen desconocido ya es complicado por la sensación de fatiga y malestar que ocasiona, dormir con fibromialgia ya se traduce no solo en una peor calidad de vida, sino también en un empeoramiento del descanso. Por ello, desde Maxcolchon nos hemos propuesto mejorar el confort de aquellos que lo padecen a través de una serie de consejos que beneficiarán su sueño y, por ende, su bienestar y salud.

¿Qué es la fibromialgia y cómo influye en el descanso?

Caracterizada por la aparición de dolores y de una fatiga constante, la fibromialgia es una enfermedad crónica que puede llegar a afectar hasta seis veces más a las mujeres que a los hombres, una dolencia que afecta entre el 2 y el 12% de los españoles.

La fibromialgia presenta una serie de síntomas muy característicos derivados del dolor y la fatiga que protagonizan esta enfermedad crónica. Entre ellos destacan las alteraciones cognitivas, los cambios en el ánimo y, sobre todo, diferentes trastornos del sueño: insomnio, síndrome de apnea-hipopnea del sueño, movimientos periódicos de las piernas durante el sueño y síndrome de las piernas inquietas.

El problema de no llegar a disfrutar de un sueño reparador entre los pacientes de fibromialgia es que, si se repite noche tras noche esta situación, la propia enfermedad se podría ver empeorada de manera clínica, lo cual agravaría la situación del paciente y su propia calidad de vida.

El estado de alerta que se origina por el dolor de la enfermedad y el propio hecho de no dormir también influye en la aparición del síndrome de las piernas inquietas y la apnea del sueño. Como consecuencia de todo ello, los enfermos de fibromialgia se despiertan con la peor sensación que existe después de una supuesta noche de sueño: no haber descansado nada. Así, el círculo vicioso continua con la necesidad de que tengan que dormir durante el día, con las dificultades obvias que origina este hecho (conciliación laboral o familiar, ruidos, luz…).

Por todo ello, uno de los principales tratamientos para luchar contra la fibromialgia tiene como objetivo ayudar a la conciliación del sueño. Una regularización del descanso que beneficie la disminución de los efectos secundarios que tiene el no dormir: rigidez, dolor y los típicos problemas de concentración (conocidos como fibro-niebla entre los pacientes de esta enfermedad crónica).

¿Cómo mejorar la calidad del descanso entre los pacientes de fibromialgia?

Aunque ya hemos podido conocer la gravedad y los síntomas de esta enfermedad crónica, los pacientes de fibromialgia pueden mejorar su calidad de vida partiendo desde una base muy clara: el descanso. Conforme mejoren sus noches de sueño, las molestias, el dolor y el temido bucle dolores-descanso verán mermada su potencia para beneficio de las personas.

Para ello, desde Maxcolchon ofrecemos una serie de colchones de calidad máxima que pueden ayudar a que las personas descansen con todo tipo de garantía. Modelos cuyas prestaciones estén al servicio de este tipo de pacientes:

– Transpirabilidad: El exceso de calor y la aparición de la humedad son sinónimo de un deterioro de las articulaciones y, por ende, de la aparición del dolor. Optar por un colchón cuyos niveles de transpiración sean los más altos, ayudará a los pacientes de fibromialgia a disponer de un mejor descanso y confort nocturno.

– Firmeza: La recomendación de los expertos del descanso respecto a las personas que padecen esta enfermedad crónica es la de apostar por colchones cuyos niveles de firmeza sean intermedios. En el equilibrio entre la extrema rigidez y los más mullidos encontrarán el descanso que necesitan.

– Grosor: Para que las articulaciones estén lo suficientemente apoyadas y encuentren puntos de apoyo óptimos, lo ideal es disponer de un colchón cuyo grosor esté en torno a los 15 centímetros.

Respecto a la composición idónea, resulta indiferente siempre y cuando se opte por colchones viscoelásticos (su adaptabilidad es tan plena que beneficiará la circulación de la sangre del durmiente con fibromialgia) o colchones con muelles ensacados.