Dormir con el pelo mojado: ¿Sí o no?

Jun 29, 2021 | TE INFORMAMOS | 0 Comentarios

Especialmente en verano, el calor puede ser un inconveniente a la hora de descansar como es debido. Pueden aparecer sofocos que derivan en noches en vela y, ante esto, pueden tratar de tomarse medidas algo peligrosas. Una de ellas es la de acostarse con el pelo mojado, especialmente en aquellas personas que tienen el pelo largo.

Y es que, ya sea para combatir el calor o bien por una cuestión de falta de tiempo, irse a dormir con el pelo mojado puede resultar muy poco recomendable. Aunque pueda resultar un mito popular, lo cierto es que existen muchas razones por las que esto es así. Y es que, más allá de un resfriado, existen otros posibles problemas que pueden derivar de dormir con el pelo mojado.

Dormir con el pelo mojado: ¿Qué problemas puede acarrear?

Aunque lo veamos como algo inofensivo, lo cierto es que dormir con el pelo mojado puede acarrear más problemas de salud de los que podamos pensar. En concreto, pueden darse problemas como un aumento de la porosidad de la superficie capilar, caspa, inflamación del cuero cabelludo, nudos y enredos en el pelo así como dolores de cabeza y resfriados.

Aumento de la sensibilidad del cabello

El primer problema que puede surgir debido a mantener demasiado tiempo el pelo húmedo es que su sensibilidad aumenta. Esto se debe a la propiedad higroscópica que posee el cabello, que le permite absorber la humedad del ambiente. De esta manera, el agua se introduce en la cutícula y aumenta su tamaño.

La porosidad de la superficie capilar también aumenta

Debido al aumento de sensibilidad del cabello, es más probable que se parta, se seque, se quiebre o se dañe. Además, también es probable que su porosidad aumente en la superficie, haciéndolo más débil y más propenso a caerse. Por lo general, cuando está mojado, el pelo es más sensible a cualquier manipulación.

Inflamación del cuero cabelludo por la humedad

La humedad contenida, ya sea debido a envolver el pelo con una toalla o a dormir con el pelo mojado, puede propiciar la inflamación del cuero cabelludo. Esto puede derivar, a su vez, en una sensación de picor que puede provocar que la persona que lo sufre se rasque, pudiendo aparecer incluso heridas debido a este picor.

La caspa

Por si fuera poco, la humedad del pelo mojado puede propiciar la aparición de la caspa. Y es que la humedad modifica la vida de un hongo en la cabeza, Malassezia. Este se alimenta del aceite graso que se encuentra en los folículos, lo que le permite realizar la renovación celular del cuero cabelludo. Con el agua, su proceso se ve alterado y se reproduce mucho más rápido, lo que aumenta el recambio de las células y provoca a su vez que aparezca la caspa.

Resfriados y dolores de cabeza: otros problemas de dormir con el pelo mojado

Por último, es importante mencionar también que dormir con el pelo mojado puede conllevar un resfriado debido a la disminución de la temperatura provocada por la humedad de la cabeza. Además, esta también puede derivar en molestias musculares o dolores de cabeza intensos.

Evita dormir con el pelo mojado: alternativas a secarse el pelo con secador

Si no dispones de secador y quieres evitar los posibles problemas que puede originar dormir con el pelo mojado. Así, para quitar la humedad a tu pelo antes de acostarte, te damos algunos consejos que pueden ser de ayuda:

  • Desenredarlo con un peine de madera (teniendo cuidado con los posibles tirones)
  • Usar un buen acondicionador
  • Frotarlo suavemente con una toalla
  • Escurrir el pelo lo máximo posible antes de salir de la ducha

En cualquier caso, como has podido ver, lo mejor es decir no a dormir con el pelo mojado. Resulta clave secarse el pelo antes de acostarse, aunque también es importante no abusar del secador. Utilizar un buen cepillo y secarlo suavemente con una toalla tras la ducha puede ser de gran ayuda.