Dormir bien refuerza tu sistema inmunológico

Jul 1, 2020 | CONSEJOS, DESCANSO

Dormir es imprescindible para la vida, eso es algo que todos sabemos. También es conocido que, para funcionar como es debido, nuestro cuerpo debería dormir una media de ocho horas cada noche. Por supuesto, este descanso también ha de ser reparador, además de suficiente. Incluso se dice que, si la calidad de sueño es suficiente, el tiempo de descanso necesario puede variar de una persona a otra.

Lo que está claro es que, para funcionar con normalidad, necesitamos dormir bien, sea como sea. De esta manera, tanto nuestra salud física como nuestra salud mental puede verse beneficiada. En concreto, la comunidad científica ha podido percatarse de los beneficios que tiene dormir bien para el sistema inmune.

La doctora Verena Senn, neurobióloga y experta en sueño, corrobora la importancia que tiene un buen descanso para el buen funcionamiento del sistema inmune. Según la experta, “si descansamos poco o de forma irregular, podemos confirmar que somos mucho más susceptibles a enfermedades e infecciones”.

¿Cómo afecta dormir poco al sistema inmune?

Tal como dormir bien fortalece las células de nuestro sistema inmune, dormir mal puede afectar negativamente a nuestra salud en general, y a nuestro sistema inmune en concreto.

Según una investigación publicada en la revista Sleep, la privación del sueño hace que el sistema inmunológico entre en acción. En este estudio, científicos de Reino Unido y Países Bajos colaboraron para comparar los recuentos de glóbulos blancos de 15 hombres jóvenes y sanos en condiciones graves de privación de sueño y en condiciones normales. Así, observaron que los glóbulos blancos, conocidos como granulocitos, mostraban una pérdida del ritmo día-noche.

Luego, se analizaron los glóbulos blancos tras un horario estricto de ocho horas de sueño diarias durante una semana. Tras esto, los participantes se expusieron a 15 minutos de luz al aire libre (durante los 90 primeros minutos en los que estaban despiertos) y se les prohibió tomar alcohol, cafeína o medicamentos durante los últimos tres días. Posteriormente, los granulocitos reaccionaron de inmediato ante el estrés físico que comportó la privación de sueño.

 Así pues, tal como ocurre con el estrés, parece que la privación de sueño afecta a las condiciones normales del sistema inmune. Mientras, descansar como es debido lo fortalece. De cualquier manera, mantener unos buenos hábitos de sueño parece lo más recomendable.

Problemas que puede generar no dormir bien

Son muchos los efectos negativos que pueden derivar de un mal descanso. Entre ellos, podemos encontrar:

  • Dolores de espalda (bastante comunes especialmente cuando el colchón es de mala calidad o ha perdido prestaciones).
  • Problemas de salud mental (como la ansiedad o la depresión, que están a la orden del día).
  • Aumento del apetito (en concreto, la liberación de grelina, una de las hormonas relacionadas con el apetito).
  • Problemas cognitivos (como alteraciones en los procesos de almacenamiento de memoria).
  • Problemas cardiovasculares.

Algunos consejos para dormir mejor

Como has podido ver, dormir resulta clave para el buen funcionamiento del sistema inmune. Pero lo que está claro es que no a todos nos resulta tan sencillo dormir ocho horas diarias, debido al ritmo de vida que llevamos.

Por eso quizá te vengan bien algunos consejos para intentar conciliar el sueño y dormir al menos entre 7 y 8 horas cada noche. Estos son:

  • Irse a dormir cada día a la misma hora. Llevar una rutina de sueño estable puede ayudar en gran medida a dormir las horas reglamentarias.
  • Evitar el café, la nicotina y el alcohol especialmente por las tardes y por las noches.
  • Hacer ejercicio con regularidad (aunque, preferiblemente, no por la noche).
  • Tratar de crear un buen ambiente a la hora de dormir (oscuridad, tranquilidad y una buena temperatura pueden ser de ayuda).
  • Evitar la exposición a las pantallas antes de dormir. Estas pueden interferir en nuestro descanso e impedir que nos durmamos antes.
  • Evitar también las cenas copiosas.

Además de todos estos consejos, es importante mantener actualizado nuestro equipo de descanso para poder dormir bien y proteger así nuestro sistema inmune. En cualquier caso, ¡no olvides que descansar es clave para su buen funcionamiento!