Dormir bien facilita tener un estilo de vida saludable

Sep 3, 2020 | SALUD, TE ACONSEJAMOS


¿Sabías que actualmente las personas dormimos menos que en el pasado? No solo eso: también se ha reducido la calidad de nuestro sueño. Y es que, a grandes rasgos, cada vez posponemos más la hora de acostarnos debido a las largas jornadas laborales y el ritmo de vida tan acelerado que define los tiempos que vivimos.

Antiguamente, el ciclo de vigilia-sueño venía muy marcado por las horas de luz solar, pero ahora, debido a la luz artificial, se ha ido produciendo un desfase en nuestro reloj biológico (el encargado de que nos entre sueño cada noche) que hace que nos acostemos más tarde. No obstante, descansar las horas que necesitamos así como dormir bien facilita tener un estilo de vida saludable. ¿Quieres saber qué aporta un buen descanso a nuestra salud?

6 razones por las que dormir bien facilita tener un estilo de vida saludable

Los expertos en sueño han descubierto algunas razones que nos indican por qué dormir bien resulta tan indispensable para tener un estilo de vida saludable. Nosotros hemos querido seleccionar 6 de las más importantes y explicártelas, así que: ¡estate atento, esto te puede interesar!

1. La falta de sueño está relacionada con el aumento de peso

La falta de sueño es uno de los factores de riesgo de la obesidad, junto a una mala alimentación y el sedentarismo. Y es que no dormir suficiente puede provocar el incremento de la grelina, una hormona gástrica que interviene en el proceso del apetito.

Por ello, cuando no descansamos lo suficiente, podemos sentir un mayor deseo de comer más calorías de las que realmente necesitamos. En este sentido, un mal descanso puede llevarnos a comer alimentos más procesados y a picotear entre horas.

2. Un buen descanso incrementa la concentración

A lo largo de las distintas fases de sueño, nuestro cerebro asimila lo aprendido durante el día. De esta forma, se consolidan la memoria y los recuerdos, especialmente durante el transcurso de la fase REM. En este sentido, no dormir lo suficiente puede provocar, especialmente en personas mayores, un deterioro cognitivo. Pero no solamente descansar bien es importante en personas mayores: un buen descanso puede mejorar las habilidades de resolución de problemas y el rendimiento de la memoria en niños y adultos.

Por otro lado, las personas que duermen poco o mal tienen mayor probabilidad de sufrir accidentes laborales o de tráfico. Esto se debe a los efectos negativos que puede generar un mal descanso en la coordinación ocular, los reflejos y la capacidad de concentración. Además de dormir las horas que necesitamos, un buen equipo de descanso resulta fundamental para recargar energías y obtener un descanso reparador sin despertares nocturnos.

3. El sueño mejora el rendimiento deportivo

Un estudio realizado en 2011 por la Clínica Sleep Medicine Center en Standford demostró que dormir más tiempo mejora significativamente la precisión, los tiempos de reacción y el bienestar mental. En la investigación se analizó el rendimiento deportivo de once estudiantes sanos del equipo de baloncesto masculino de la Universidad de Stanford que fueron expuestos a distintos ciclos de sueño. También se concluyó que una menor duración del sueño puede comportar un peor rendimiento en el ejercicio y una menor resistencia física.

4. Dormir poco tiene efectos negativos sobre la salud

La calidad y la duración del sueño tienen un efecto importante en muchos factores de riesgo para la salud. Y es que la falta de sueño, según destaca la comunidad científica, podría conducir a enfermedades crónicas, incluidas las enfermedades del corazón. Las personas que no duermen lo suficiente pueden tener mayor riesgo de padecer una enfermedad cardíaca o un accidente cerebrovascular que las que duermen de 7 a 8 horas por noche.

Pero los efectos negativos de un mal descanso sobre la salud no acaban aquí: los malos hábitos de sueño también están vinculados a efectos adversos sobre el azúcar en sangre. Al parecer, podría existir un vínculo entre dormir pocas horas y el desarrollo de la diabetes de tipo 2, según han revelado los resultados del estudio Sleep Heart Health Study.

5. La falta de sueño está relacionada con la depresión

Los problemas de salud mental como la depresión están fuertemente relacionados con distintos trastornos del sueño y una mala calidad del mismo. Y es que las personas con insomnio o apnea obstructiva del sueño informan de tasas de depresión significativamente más altas que aquellas que no las sufren.

Además, cuando no dormimos bien, podemos sentirnos más tristes y sufrir cambios de humor más frecuentes. Esto a la larga puede desencadenar en depresiones o cuadros de ansiedad.

6. El sueño mejora nuestro sistema inmune

Dormir al menos 8 horas puede mejorar el sistema inmunológico y ayuda a combatir el resfriado común.

Así lo confirma un estudio que monitoreó el desarrollo del resfriado común después de administrar a 153 hombres y mujeres unas gotas nasales con el virus del resfriado durante 14 días. Tras el experimento, descubrieron que aquellos que dormían menos de 7 horas tenían casi 3 veces más probabilidades de desarrollar un resfriado que aquellos que dormían 8 horas o más.

Esperamos que te haya quedado claro que dormir bien facilita tener un estilo de vida saludable y de esta manera le des al descanso la importancia que se merece. ¡No dejes tu descanso para después!