Dormir aumenta la creatividad infantil

Sep 24, 2020 | NIÑOS, TE ACONSEJAMOS

Dormir bien es importante en todos los grupos de edad, pero todavía más en la infancia, dado que este es el momento en el que se producen grandes cambios en el cuerpo humano que resultan clave para su desarrollo en el futuro.

Y es que, durante la primera hora de sueño, el organismo produce el 60 por ciento de la secreción de la hormona de crecimiento, lo que hace que resulte tan importante mantener un buen descanso a estas edades, siendo que el sueño tiene un papel fundamental en el desarrollo infantil, influyendo en la conducta, el rendimiento escolar y, sobretodo, en el crecimiento.

Tanto es así que un buen descanso contribuye a que el cerebro del niño funcione como es debido. Aquí también hablamos de su aprendizaje y su cognición en general, aspectos que sin duda se ven afectados cuando el niño no disfruta de un buen descanso.

Por el contrario, un buen descanso favorece el correcto funcionamiento de la cognición así como de la creatividad y el aprendizaje en concreto. De hecho, la falta de sueño en la infancia puede afectar a estas áreas del conocimiento.

Consecuencias de dormir mal para los niños

No disfrutar de un buen descanso durante la infancia puede tener consecuencias muy negativas para la salud. Al dormir menos horas, el niño puede estar más cansado y distraído durante el día, lo que hace que su capacidad de atención, su creatividad o su aprendizaje en general, entre otros, puedan verse afectados.

Además, el cansancio en los niños también puede aumentar la irritabilidad, lo que puede afectar también a sus relaciones con los demás. Pero el problema no se queda ahí.

La importancia de dormir bien en la infancia

El hecho de no disfrutar de un buen descanso durante la infancia puede afectar en múltiples ámbitos de la vida del niño. A continuación detallamos hasta donde puede llegar el problema:

  • La falta de sueño afecta al comportamiento social y al entorno. Las partes del cerebro que controlan las emociones y la interacción social se relajan en las fases de descanso, lo que hace que tengan un rendimiento óptimo cuando el niño despierta.
  • Las hormonas de crecimiento se desarrollan mientras duermen, con lo que de no disfrutar de un buen descanso, puede darse un problema con el correcto desarrollo físico y mental del niño.
  • La falta de sueño tiene un papel muy importante en la atención de los niños. De no dormir lo suficiente, pueden ver mermada esta atención.
  • El sueño protege el sistema inmune, disminuyendo la vulnerabilidad a las enfermedades e infecciones.
  • La falta de sueño o no disfrutar de un buen descanso se ha visto relacionado con un aumento del riesgo de sufrir sobrepeso.
  • Los problemas de sueño en los niños acaban afectando negativamente a los padres y toda la familia en general, aumentando la impaciencia de los padres así como su irritabilidad, lo que puede derivar en un estrés familiar en general muy nocivo para la familia.
  • No dormir bien puede afectar a la cognición, concretamente al aprendizaje y la memoria. La falta de sueño repercute directamente en habilidades como la memoria, el aprendizaje, el rendimiento escolar, la toma de decisiones o la creatividad.

En concreto, la creatividad de los niños puede verse gravemente afectada por esta falta de sueño.

La falta de sueño y la creatividad

Como ya sabrás, mientras dormimos, nuestro cerebro no para: se mantiene activo, y en él se desarrollan procesos que desde luego tienen un papel en la creatividad.

Y es que la creatividad podría considerarse como una serie de conexiones mentales que favorecen que la chispa surja en el momento preciso. Para ello, dormir bien resulta clave, puesto que el cerebro se encuentra así mucho más preparado para llevar a cabo esas conexiones neuronales que favorecerán la creatividad del niño.

Y es que, cuando el cerebro está descansado y la producción de hormonas es equilibrada, la memoria funciona como debe. Esto favorece la imaginación y, con ello, la creatividad de los pequeños en su día a día.

En resumen, la creatividad se ve favorecida cuando los niños descansan lo suficiente. Si como padres queremos verles crear y potenciar su imaginación, entonces deberíamos tener en cuenta que efectivamente dormir aumenta la creatividad de los pequeños. ¡Hagámosles dormir bien para que puedan desarrollar todo su potencial!