Dolor de piernas: Por qué lo sientes y cómo combatirlo

Ene 13, 2021 | SALUD, TE ACONSEJAMOS

A la hora de acostarse, son muchas las personas que tienen dificultades para conciliar el sueño como es debido. Un ejemplo es el de aquellas personas que sufren de dolor de piernas, un problema común que afecta a una parte de la población que, debido a ello, no puede descansar cómodamente.

Aunque a veces el dolor de piernas puede resultar inexplicable, lo cierto es que esta molestia puede tener multitud de causas diferentes. De hecho, hay muchas patologías que se manifiestan a través del dolor de piernas.

Causas del dolor de piernas

La gran parte de los dolores de piernas surgen como resultado del desgaste, de la sobrecarga o de lesiones en las articulaciones o en los huesos, músculos, ligamentos, tendones u otros tejidos blandos. Además, el dolor de piernas también puede producir coágulos sanguíneos, mala circulación o varices.

Aunque son muchas las patologías que pueden verse relacionadas con el dolor de piernas, a continuación te mostramos las causas más comunes por las que puede darte este dolor de piernas:

Retención de líquidos

El edema, conocido popularmente como retención de líquidos, se define como una acumulación excesiva de líquidos en los tejidos.  Sus causas son muy variadas, entre las cuales podemos encontrar los problemas circulatorios, las enfermedades renales, la insuficiencia cardiaca congestiva o las enfermedades epáticas.

Dado que esta patología provoca hinchazón en las piernas, esto se traduce fácilmente en dolor que aleja a quienes lo sufren de disfrutar de un descanso de calidad y adaptado a las necesidades de cada uno.

Lesiones leves en las piernas

A veces podemos sufrir lesiones que consideramos que no tienen importancia o de las que incluso ni nos percatamos (como el típico golpe contra la esquina de la mesa que se transforma en un moratón que ni esperábamos).

La fatiga muscular, la inflamación de los tendones o las fisuras en una zona pequeña de un hueso son las más habituales.

Síndrome de las piernas inquietas

El síndrome de las piernas inquietas es una afección que causa una urgencia incontrolable de mover las piernas, generalmente debido a una sensación de incomodidad. Suele darse más a menudo por la tarde o por la noche, cuando se está sentado o acostado. Dado que el movimiento suele aliviar esta sensación aunque sea de manera temporal, el hecho de irse a dormir puede suponer para quienes sufren este síndrome todo un calvario.

Calambres en la musculatura

Los calambres en los músculos pueden ser consecuencia de varias deficiencias de la salud y pueden llegar a ser muy molestos. En concreto, la falta de potasio a niveles adecuados en sangre o la deshidratación por un consumo escaso de agua son causas habituales de la aparición de estos calambres que dificultan disfrutar de un buen descanso.

Aunque las causas que hemos descrito anteriormente son las más comunes, existen otras patologías que pueden causar dolor de piernas.

Cómo paliar el dolor de piernas al dormir

En cualquier caso, aunque cada patología tiene su propio tratamiento, existen algunos ejercicios que pueden llevarse a cabo para paliar esta molestia a la hora de dormir.

  • Masajes con aceites naturales. Los masajes con aceites naturales tras la ducha o antes de dormir podrían ser de ayuda para tratar de paliar el dolor de piernas cuando nos acostamos.
  • Aplicar hielo. La aplicación de hielo en las zonas donde aparece el dolor de piernas suele ser un buen remedio para que la molestia disminuya.
  • Mantener un estilo de vida activo. Uno de los remedios más útiles para reducir los dolores nocturnos es mantener una vida activa. Esto es, mantener las piernas ejercitadas, fortaleciendo así la musculatura, los huesos y los tendones.

En cualquier caso, y aunque sabemos que el dolor de piernas a menudo es complicado de sobrellevar, siempre es de ayuda contar con un buen colchón que nos proporcione las comodidades necesarias para descansar como es debido cada noche. Son muchos los modelos entre los que podemos elegir, pero si lo que buscamos es un colchón para paliar nuestros dolores entonces es importante que este cuente con un núcleo firme y una buena capa viscoelástica que proporcione el mejor acogimiento posible a nuestro cuerpo y nuestras piernas.

Si padeces alguna patología en concreto que cursa con otros dolores musculares además del dolor de piernas, entonces quizá también sea una buena idea contar con un topper: una capa superior que se coloca encima del colchón para adaptarlo a tus necesidades. Esta puede ser una gran opción en el caso de que no quieras cambiar tu colchón por completo.  En cualquier caso, si tienes alguna duda, ¡no dudes en contactarnos! Estaremos encantados de atenderte.