Diez propuestas saludables de cenas de verano

Jul 22, 2019 | ALIMENTACION, TE ACONSEJAMOS | 0 Comentarios

Ha llegado el verano y, con él, el calor sofocante que a menudo nos quita la energía y nos impide dormir bien. Pero precisamente porque las altas temperaturas nos exigen más energía, en verano es fundamental descansar bien. Para ello tendrás que recurrir a estrategias como refrigerar la casa, mojarte el cuerpo o las sábanas o ducharte antes de dormir.

10 cenas de verano que siempre te sentarán bien

Sin embargo, algo clave también son las cenas de verano: si recurres a cenas ligeras, frescas y de digestión fácil verás cómo descansas mucho mejor. En este artículo te traemos diez propuestas saludables de cenas de verano, para que descanses mejor y sufras menos el calor

  1. Ensalada de pollo y manzana

Si a la lechuga o canónigos le añades tomate, pollo salteado, manzanas y la aliñas bien, te quedará una cena deliciosa y muy ligera. Puedes complementarla también con queso o semillas.

  1. Salmón con verduras

El salmón, ya sea a la plancha y al horno, es un pescado que resulta riquísimo y es muy ligero para cenar. Si además reduces la cantidad de pescado y le añades verduritas salteadas o al horno o champiñones, es la cena de verano perfecta.

  1. Ensalada caprese

Consiste en tomates y mozarella de búfala, bien aliñada con albahaca, sal y aceite de oliva. Simplemente buenísima, y muy sana.

  1. Arroz tres delicias

Si preparas arroz con guisantes, tortilla y jamón y lo haces integral, te quedará una cena de verano muy saludable y sabrosa. También puedes cambiar los ingredientes (gambas, zanahorias…).

  1. Cuscús

Las ensaladas de cuscús son un clásico de verano. Añade tomate, canónigos, pepino o cualquier verdura que te gusta y disfruta.

comidas y cenas para verano
  1. Gazpacho de remolacha

El gazpacho ya es un clásico del verano, pero si lo preparas con remolacha supone toda una revolución. Con remolacha resulta una cena muy saciante, pero a la vez ligera. Puedes complementarlo con trocitos de queso fresco o con los clásicos picatostes.

  1. Ensalada campera

No se parece al resto de clásicas ensaladas. Lleva patata, atún, huevo duro, tomate y cualquier otra cosa que le quieras echar, como aceitunas verdes. La salsa la hará más rica, pero también menos ligera, así que tú decides.

  1. Endivias rellenas con salmón, queso y aguacate

Un rico plato frío que no requiere absolutamente nada de cocción. Todos los elementos están frescos y combinan a la perfección, así que resulta una cena de verano perfecta.

  1. Taboulé

Se trata de un plato del mundo árabe, más concretamente de la cocina libanesa que consiste en perejil picado fino, bulgur, tomate, aceite de oliva, lechuga y otras hierbas, aliñado con zumo de limón. Sin duda, perfecto para tomar en un día caluroso, ya que refresca casi con mirarlo.

  1. Wraps de judías cocidas y verduras

Perfecto para cenar: las judías verdes cocidas se combinan con pimientos y cebolla salteados y se envuelven en un wrap. También puedes añadirle atún en escabeche para darle un toque más resultón.

Ya has visto lo importante que es cuidar la alimentación en verano. Pero seguramente no sabías que era tan fácil. ¡Anímate!