Descubre la noche de San Juan altera nuestro descanso

Jun 23, 2021 | TE INFORMAMOS | 0 Comentarios

La madrugada del 23 al 24 de junio se celebra la noche de San Juan. Esta es una de las noches más especiales del año, ya que se da la bienvenida al solsticio de verano en el hemisferio norte. El origen de la misma proviene de un ancestral culto al dios del sol en el que las antiguas tribus celtas y germánicas celebraban la llegada del verano con rituales alrededor de las hogueras.

Si bien la entrada del verano se produce astronómicamente el 21 de junio, la celebración del cambio de estación en el día de San Juan tiene componentes religiosos. En cualquiera de los casos, todos los festejos que se realizan han ido adquiriendo la magia y el atractivo de las antiguas fiestas paganas en las que el fuego es el protagonista indiscutible.

La tradición de encender hogueras no solo está arraigada en los países mediterráneos. De hecho, lleva tiempo celebrándose en muchas partes del mundo. Aunque las ceremonias que se realizan alrededor del fuego varían dependiendo de las zonas geográficas, todas ellas tienen como finalidad liberar las malas energías y atraer la buena suerte para llevar a cabo nuevos proyectos e ilusiones.

Así pues, la llegada del verano supone el punto más elevado de las horas de sol. El triunfo de la luz frente a la oscuridad conlleva el día más largo del año y eso siempre es un buen motivo para celebrar.

¿Sabías que puede alterar nuestro descanso?

De la misma manera que la noche de San Juan es una de las más cortas del año, el solsticio de verano nos proporciona unas 15 horas de luz diurnas. Aunque realmente se trata de un instante, es el momento en que los rayos del sol inciden de forma más directa en nuestro hemisferio.

Este aumento de la luz diurna puede afectar negativamente a nuestro descanso. Y es que el sueño se rige por unos patrones que vienen determinados básicamente por la producción de melatonina. En este sentido, la oscuridad es el factor desencadenante de la liberación de la misma. Así, ayuda al cerebro a regular nuestro reloj biológico para identificar que ha llegado el momento de irse a dormir.

Al igual que ocurre con los cambios horarios, la prolongación de las horas de sol influye en nuestras costumbres y rutinas. Aunque afecta a la mayoría de personas, hay algunos colectivos, como por ejemplo los niños pequeños y los ancianos, que son más propensos a padecer las consecuencias de un reajuste en la práctica diaria.

Cómo influye la noche de San Juan en nuestro descanso

En esta época, resulta habitual tener algún tipo de complicación en cuanto a nuestros hábitos de sueño se refiere. Así, enviar a los niños a la cama cuando todavía no ha anochecido es algo que les puede resultar sorprendente. Normalmente, suelen asociar el sueño con la oscuridad y eso es algo que les resulta complicado de entender cuando no ocurre así.

De la misma manera, amanece más temprano y la luz solar nos invita a despertarnos con mayor naturalidad. Ocurre que, si no hemos dormido las horas necesarias, nuestro cuerpo se resentirá y empezaremos a acumular un innecesario cansancio.

Por eso, para obtener un descanso efectivo, es conveniente dormir una media de entre seis y ocho horas diarias, que el sueño se produzca sin interrupciones y que sea lo suficientemente profundo para que resulte restaurativo.

Las soluciones para que las horas de luz no alteren nuestro descanso pasan por realizar pequeños cambios o acondicionamientos en nuestras habitaciones. Por ejemplo, instalar persianas o cortinas opacas puede ayudarnos a combatir los primeros rayos de sol.

Además, estas son aconsejables porque, al igual que ocurre durante el invierno, sirven de aislamiento térmico cuando las temperaturas son más extremas. Es una forma sencilla de controlar la luminosidad de la habitación según las necesidades de cada momento.

Renueva energías con nuestros equipos de descanso para favorecer la recuperación de tu organismo cada noche. Puedes echar un vistazo al catálogo de colchones y elegir el que mejor se adapte a tus necesidades. Recuerda que, además, puedes probarlos gratis durante 100 noches. ¡Disfruta la noche de San Juan y llénate de buenas vibraciones!