Descubre de qué lado es mejor dormir y por qué

May 25, 2019 | CONSEJOS, DESCANSO, POSTURAS DORMIR | 0 Comentarios

Cuando estamos intentando dormir y buscamos la postura perfecta, pensamos en cuál de todas ellas será la más correcta. Dormir de espaldas o boca abajo son algunas de las posturas para dormir que podemos descartar. La primera de ellas, al dificultar nuestra respiración, propicia la aparición de ronquidos durante la noche, por lo que es una postura que se desaconseja especialmente si duermes acompañado. Dormir boca abajo, además de dificultar nuestra respiración, provoca que padezcamos dolor de cuello y espalda a la mañana siguiente ya que obliga a tener girada la cabeza hacia un lado.

¿De qué lado dormir?

¿Es mejor dormir sobre el lado izquierdo o sobre el lado derecho? Está claro que dormir sobre alguno de los dos lados es beneficioso para la salud. Recientes estudios han demostrado que dormir de lado activa en mayor medida nuestro sistema linfático, encargado de limpiar los desechos de nuestro sistema nervioso. De esta forma, al mejorar la descomposición de este tipo de residuos, reducimos la probabilidad de padecer enfermedades neurológicas como el Alzheimer entre otras.

La postura más aconsejada por los expertos es la postura decúbito lateral izquierdo. La ciencia, basa su recomendación en que dormir sobre el lado izquierdo reporta un gran número de beneficios sobre nuestra salud. Además, es la postura más ‘natural’, ya que órganos como el bazo, estómago y corazón funcionan con total normalidad y no se ven afectados por el peso de la gravedad.

Dormir sobre el lado izquierdo es mejor para nuestra salud, nos ayuda a descansar mejor y nuestro organismo realizará un menor esfuerzo físico durante la noche.

¿Qué beneficios obtenemos?

Como hemos señalado, dormir sobre el lado izquierdo, reporta numerosos beneficios a nuestra salud. A continuación, señalamos algunos de los más destacados:

Ayuda a mejorar la circulación

El corazón, encargado de bombear sangre a todo nuestro cuerpo, realiza mejor su función, principalmente, porque sobre el lado izquierdo evitamos obstruir la arteria aorta (punto de partida del bombeo de sangre) y la vena cava inferior, por lo que nutrimos de oxígeno a todo nuestro cuerpo. Así, mejorando la circulación, disminuimos el riesgo de sufrir ictus o infartos.

Es beneficioso para el cerebro

Dormir sobre el lado izquierdo mejora considerablemente la función de nuestro sistema linfático: eliminar exceso de residuos (beta-amiloides) y nutrientes de nuestro cuerpo. Favoreciendo un correcto drenado de este tipo de residuos conseguimos prevenir la demencia y el desarrollo de enfermedades neurológicas.

apnea del sueño

Mejora la digestión y disminuye la acidez

La gravedad juega un papel fundamental en nuestra digestión. Acostarnos sobre nuestro lado izquierdo evita una mala digestión y un menor reflujo gástrico. Es recomendable especialmente para personas que sufren casos de acidez y también para cuando nos echamos una siesta después de comer.

Evita los ronquidos

Es la solución perfecta a las noches en vela por los ronquidos, tanto nuestros como de nuestra pareja. Dormir en esta postura es una solución efectiva, especialmente recomendable en los casos de apnea obstructiva (ronquidos) ya que, al dormir sobre el lado izquierdo, mejoramos la respiración.

Ayuda a la columna vertebral

Muchos creerán que dormir boca arriba puede ser la solución a nuestros dolores de espalda, sin embargo, está demostrado que dormir de lado libera la tensión del cuerpo sobre nuestra columna vertebral, disminuyendo de esta forma los dolores de espalda.

Aconsejado durante el embarazado

Como hemos señalado, al dormir sobre el lado izquierdo donde encontramos el 80% de nuestro corazón, favorecemos una mejor circulación. Así, conseguimos mejorar la circulación de la sangre y hacemos llegar a la placenta los nutrientes necesarios para el desarrollo de nuestro bebé.