Descansar bien reduce tu ansiedad

Jul 24, 2020 | CONSEJOS, DESCANSO, SALUD

Las preocupaciones son parte de la vida. Todos nos preocupamos por cosas: problemas de dinero, de salud o familiares son ejemplos de ello. Sin embargo, cuando estas preocupaciones se tornan “patológicas” podemos estar hablando de un trastorno de ansiedad.

Las personas que padecen un trastorno de ansiedad generalizada se preocupan demasiado o se sienten muy nerviosas por estas preocupaciones, incluso cuando no tienen razones para estar preocupadas. Por ello, las personas que padecen este trastorno pueden tener problemas para llevar a cabo sus tareas diarias así como mantenerse centrados en ellas.

Esto puede afectar en gran medida a su descanso. Por la noche, su mente se acelera y pueden distraerse pensando en las cosas que quedan por hacer, cosas que deberían haber dicho o hecho… A veces, incluso puede resultarles complicado diferenciar si tienen problemas para dormir porque están ansiosos o bien están ansiosos porque no pueden dormir. Lo cierto es que ambas pueden ser posibles.

La ansiedad y el descanso

Llegado cierto momento, el estrés y la ansiedad pueden causar problemas para dormir o empeorar los existentes. Pero la falta de sueño también puede causar un trastorno de ansiedad. Así lo revela la investigación reciente sobre el tema.

Según la ciencia, en casi todos los trastornos psiquiátricos se dan problemas para dormir bien o del tirón. Los estudios también muestran que las personas con insomnio crónico tienen un alto riesgo de desarrollar un trastorno de ansiedad.

Parece pues que un buen descanso disminuirá las probabilidades de sufrir síntomas de ansiedad. Por eso creemos importante darte algunas recomendaciones para que consigas dormirte más fácilmente.

Recomendaciones para dormir más fácilmente si padeces ansiedad

La ansiedad y el insomnio pueden ir muchas veces de la mano. Por eso a continuación te dejamos algunas recomendaciones que te servirán tanto para reducir tu ansiedad como para descansar mejor:

Prueba la meditación

Aprender a calmar tu mente mediante la meditación puede ser una buena solución tanto para combatir el insomnio como para hacer frente a la ansiedad diaria. Si nunca lo has intentado, te recomendamos que empieces por pasar unos minutos sentado en silencio, centrándote en tu respiración, en inhalar y exhalar.

También puedes recurrir a las meditaciones guiadas, algunas de las cuales están especialmente hechas para conciliar el sueño.

Haz ejercicio

Aquellas personas que hacen deporte tienden a dormirse más rápido y su sueño es más profundo. De hecho, hacer un entrenamiento aunque sea de intensidad moderada, como una caminata rápida, puede mejorar el sueño en personas con insomnio crónico.

Tómate tu tiempo para relajarte antes de dormir

Una rutina saludable antes de acostarte permitirá que tu cuerpo y tu mente disminuyan su velocidad antes de que se apaguen las luces. Tómate al menos media hora para escuchar música tranquila, darte un baño o leer un libro.

Mantente alejado de actividades estresantes antes de acostarte

Realizar actividades muy estimulantes antes de dormir puede resultar estresante para tu cuerpo y retrasar la hora en la que concilies el sueño. Utilizar demasiado el móvil o el ordenador puede tener consecuencias negativas tanto para tu descanso como para los síntomas de ansiedad al día siguiente.

No te quedes en la cama si no tienes sueño

Si te cuesta conciliar el sueño durante más de 20 minutos, levántate, mantén las luces bajas y haz algo relajante. Puedes, por ejemplo, tomar una infusión relajante y leer un libro. De cualquier manera, evita las pantallas: la luz que emiten el ordenador o el móvil puede hacer que el cerebro se despierte.

Estas medidas pueden ser de ayuda para dormir bien y reducir la ansiedad. Si nos acostumbramos a llevarlas a cabo, nuestro descanso puede mejorar y, con ello, nuestros síntomas de ansiedad verse disminuidos.

De cualquier manera, estas medidas podrían no ser útiles en tu caso. Por eso te recomendamos que, tanto si presentas síntomas de ansiedad como de insomnio, consultes con tu médico qué puedes hacer ante esto. Sea como sea, no te des por vencido, ¡combatir la ansiedad y el insomnio es posible!