Descansar ayuda a tu rendimiento

Jul 22, 2020 | MEJORA TU DESCANSO, TE ACONSEJAMOS

El descanso tiene mala fama en la actual sociedad en la que vivimos. La mayoría de nosotros tendemos a pensar que el descanso es simplemente no tener nada que hacer, en vez de verlo como un derecho propio y valioso. A veces, incluso se equipara con la pereza.

Pero nada más lejos de la realidad. Lo cierto es que el descanso es un componente esencial para trabajar bien y de forma inteligente. El descanso ayuda a pensar, innovar y aumentar nuestra productividad, y lo que podemos hacer para descansar de manera más efectiva.

Incluso en estado de reposo, aunque no estemos enfocados directamente en una tarea, nuestro cerebro sigue activo. Aunque no podamos controlar estos procesos por completo, lo cierto es que al aprender a descansar mejor podemos dejarlos trabajar y estar atentos cuando descubran algo que merece nuestra atención.

Así, podemos utilizar el descanso para beneficiar nuestro rendimiento en la vida. Hay algunas medidas que puedes llevar a cabo para ello si tienes problemas con tu rendimiento:

Empezar una rutina pronto por la mañana

Son muchas las formas en las que puede potenciarse el hecho de llevar una rutina. Algunos artistas y escritores son conocidos por disponer del rendimiento máximo por las noches, o por reservarse a esos momentos de inspiración que les hacen crear.

Sin embargo, muchas de las figuras más prolíficas y creativas de la historia no adoptaban este enfoque en su rendimiento. Para ellos, empezar a trabajar antes, incluso a veces antes del amanecer, hacía que su rendimiento fuera mayor. Tendían a establecer rutinas que les ayudaran en el rendimiento de su proceso artístico.

Andar

Caminar es un ejercicio que puede facilitar el pensamiento creativo. Puede ayudara nuestros cerebros a concentrarse y estimular la creatividad, así como “aclarar” nuestra mente cuando tenemos problemas.

Así era para el naturalista Darwin, por ejemplo, para el que caminar era un estímulo creativo tan valioso que construyó un “camino de pensamiento” cerca de su casa, y se retiraba a él mientras trabajaba en problemas difíciles.

Hacer la siesta

Si tu trabajo requiere de creatividad e imaginatividad durante mucho tiempo o en un entorno exigente, las siestas por la tarde pueden tener un poder restaurador para ti. Así lo ha descubierto la ciencia: incluso una pequeña siesta puede ser efectiva para recargar la “batería mental”.

La siesta aumenta el estado de alerta y disminuye la fatiga. Por ejemplo, una pequeña siesta de alrededor de 20 minutos puede aumentar tu capacidad de concentración al darle a tu cerebro la oportunidad de restaurar la energía agotada.

Hacer una pausa en el momento adecuado

Aunque muchos de nosotros podemos vernos forzados a trabajar durante mucho tiempo, dado que eso nos hará más productivos, lo cierto es que la ciencia dice lo contrario sobre ello.

De hecho, trabajar más tiempo puede provocar estrés, agotamiento, desconexión y un rendimiento más bajo en el trabajo. Parece que incluso podría tener un efecto negativo sobre la creatividad y la innovación.

Es por eso que resulta tan importante tomarnos un descanso cuando sea necesario. ¡Trabajar más tiempo no tiene porqué significar trabajar más!

Dormir

Dormir es la mejor forma de descansar y una parte importante de una vida creativa y productiva. Y es que, cuando dormimos, nuestros cuerpos cambian al modo de mantenimiento y se dedican a almacenar energía, reparar o reemplazar las células dañadas y crecer. Mientras, nuestros cerebros limpian las toxinas, procesan las experiencias del día y, a veces, incluso trabajan en problemas.

La ciencia ha sacado a relucir la importancia del sueño desde hace tiempo. Pero recientemente se ha descubierto que el sueño REM resulta particularmente importante para el rendimiento.

En un estudio que analizó a un grupo de anestesistas, los investigadores descubrieron que tras un par de semanas de turnos nocturnos o de guardia, su desempeño laboral disminuyó significativamente.

Como esta, son muchas las investigaciones que señalan la importancia de priorizar el descanso en nuestras vidas aceleradas. Aunque la sociedad actual se haya visto comprometida a trabajar durante largas jornadas, la verdad es que ha quedado demostrado que ello no nos hace más productivos.

 Parece claro que el descanso puede ser el gran socio del rendimiento. Este puede ayudarnos a potenciar nuestra creatividad y hacer que nuestra productividad sea mayor. Ahora que sabes que descansar ayuda a tu rendimiento, te invitamos a que lo pongas a prueba para mejorar tu rendimiento en el trabajo. ¡El descanso no puede esperar!