Cuidados del colchón en invierno

Ene 16, 2021 | TE INFORMAMOS

El invierno es la época del año en la que más nos cuesta levantarnos de la cama. El calor que obtenemos mientras estamos acostados contrasta con las temperaturas gélidas del exterior proporcionándonos una sensación de confort inmejorable. Por eso, ya que la climatología no suele acompañar, tendemos a alargar las horas de descanso, sobre todo cuando no tenemos que madrugar.

De esta forma, nuestras camas son el refugio en el que mejor nos sentimos durante la temporada invernal. Por ello, es recomendable cuidar nuestros equipos de descanso correctamente para poder disfrutar al máximo de la calidad de sus prestaciones.

En el caso de los colchones, la vida útil de los mismos oscila entre ocho y diez años dependiendo del tipo de fabricación y composición. Aunque lógicamente con el uso se van desgastando, las instrucciones de mantenimiento suelen aconsejar las pautas necesarias a seguir para alargar al máximo la vida útil de los mismos.

Por eso, si quieres saber cuáles son los cuidados que necesita el colchón durante la temporada invernal, no te pierdas nuestros consejos para sacarle todo el partido posible.

CÓMO CUIDAR TU COLCHÓN EN INVIERNO

Ventilar el colchón

Uno de los hábitos más importantes a tener en cuenta es ventilar periódicamente el colchón. Con este simple gesto conseguimos que se desprenda el calor y la humedad que se han ido acumulando durante la noche.

Mientras dormimos, pasamos una media diaria de entre seis y ocho horas sobre el colchón. Ello conlleva una liberación de toxinas que puede alterar y estropear la calidad del mismo si no se mantiene una limpieza correcta.

Por ese motivo, airear las habitaciones durante unos diez o quince minutos al día es una rutina saludable recomendada incluso durante el invierno. Con más motivo durante esta época es conveniente purificar el ambiente del dormitorio, ya que normalmente mantenemos las ventanas cerradas durante todo el día.

Pasarle el aspirador

Aprovechar el cambio de las sábanas es un buen momento para pasar el aspirador al colchón. De esa manera, podemos eliminar fácilmente las partículas de polvo y los residuos orgánicos que resultan inapreciables a simple vista.

La ventaja es que hoy en día los diferentes modelos de aspiradores suelen disponen de accesorios apropiados para realizar este tipo de tareas. De este modo, rápida y sencillamente podrás mantener el colchón en perfectas condiciones para disfrutar de un descanso saludable.

Cubrirlo con un protector

Al usar una funda protectora para el colchón, aseguramos así el mantenimiento idóneo de la higiene de nuestra cama. Y es que su uso es recomendable para evitar cualquier tipo de manchas, especialmente en los colchones de las habitaciones infantiles y de las personas mayores, que son más propensos a manchar cuando duermen.

En nuestro catálogo podrás encontrar diferentes tipos de cubre colchones dependiendo de tus preferencias. Disponemos de variedad de acabados y modelos en función de si prefieres proteger el colchón en su totalidad, o por el contrario los que se acoplan a modo de sábana bajera.

Por ejemplo, te puedes decantar por los acolchados de fibra o de algodón que proporcionan un tacto suave y confortable. Además, si estás buscando algo más novedoso, no te pierdas los cubre colchones de fibra de carbono, que tienen la capacidad de liberar la electricidad estática que acumulamos durante el día.

No obstante, siempre que quieras salvaguardar el colchón, te sugerimos los acabados en Tencel. La ventaja de este tipo de funda protectora es que garantiza una completa protección ya que es totalmente impermeable.

Voltear el colchón

Para conseguir mantener la calidad del colchón, es aconsejable ir volteándolo cada cierto tiempo. De esa manera, evitamos que se deforme a consecuencia de las posturas corporales que adoptamos para dormir. Además, estaremos previniendo su apelmazamiento y consiguiendo una correcta transpiración.

En estos casos, es preciso diferenciar si el colchón dispone de dos caras útiles o no. Los colchones de una cara, como los viscoelásticos, tan solo hay que girarlos de cabeza a pies y de pies a cabeza. Pero si se trata de colchones de doble cara, se recomienda girarlos y voltearlos en cada cambio de estación.

Nuestra sugerencia es que, si tu colchón tiene más de diez años, no te molestes en intentar voltearlo para conseguir la postura más cómoda. ¡Prueba a hacerte con uno nuevo para mejorar tu descanso!

En Maxcolchon te ofrecemos un amplio catálogo con diferentes tipos de colchones según cada necesidad: colchones artesanales, de látex, viscoelásticos, y de muelles ensacados. Todos ellos con la garantía de compra correspondiente y con la posibilidad de probarlos durante un tiempo para el caso que no estés convencido. ¡Te esperamos!