¿Cuánto tiempo deberíamos tardar en quedarnos dormidos?

Mar 29, 2022 | Uncategorized | 0 Comentarios

¿Eres de esas personas que da mil y una vueltas en la cama antes de poder dormirse? Si es así, es posible que te preguntes si deberíamos poder quedarnos dormidos en un lapso específico de tiempo.

Sin embargo, lo cierto es que, muchas veces, no podemos estimar con precisión cuánto tardamos en conciliar el sueño. Los médicos pueden tratar de averiguar este dato en el caso de que exista sospecha de que padezcamos algún tipo de trastorno del sueño. Pero, ¿qué dice la ciencia sobre el tiempo medio que deberíamos tardar en quedarnos dormidos?

La latencia de sueño

La latencia de sueño es una medida registrada durante la polisomnografía (o estudio del sueño nocturno) y los médicos e investigadores suelen utilizar esta medida para ayudarse a determinar si una persona tiene un trastorno del sueño, como insomnio, hipersomnia idiopática o narcolepsia, un trastorno en el que quien lo sufre duerme demasiado.

¿Es posible quedarnos dormidos demasiado rápido?

Muchos expertos consideran anormal que una persona se duerma en menos de 10 minutos. A veces, las personas se duermen más rápido de lo habitual porque están lidiando con falta de sueño durante varios días. Sin embargo, ciertos sedantes, o la ingesta de alcohol, también son factores que pueden hacer que nos durmamos más rápidamente.

Sin embargo, si una persona que duerme la cantidad de horas recomendada cada noche y no toma sedantes se duerme más rápido de lo habitual, entonces podríamos estar hablando de un trastorno del sueño.

Por lo general, los profesionales médicos utilizan ocho minutos como criterio de diagnóstico para decidir si una persona se está quedando dormida demasiado rápido. Cuando los médicos recomiendan realizar una prueba de latencia del sueño múltiple con un componente nocturno, aquellos que se duermen en menos de ocho minutos de media durante cinco siestas consecutivas pueden padecer somnolencia diurna excesiva.

Si entran en sueño REM (movimientos oculares rápidos) dentro de los 15 minutos en al menos dos de las cinco siestas y la noche anterior, es posible que se trate de narcolepsia. Por otro lado, las personas que se duermen en ocho minutos durante las siestas pero que no tienen narcolepsia pueden tener hipersomnia idiopática.

quedarnos dormidos

¿Por qué tardo tanto en quedarme dormido?

La mayoría de los adultos sanos se duermen entre 10 y 20 minutos tras haber apagado las luces y acostarse por la noche, tal y como indica un artículo publicado en 2013. Sin embargo, quedarse dormido más rápido o más lento que en ese rango podría indicar que algo está afectando a nuestro descanso, como un trastorno del sueño, algo que hayamos consumido o algún problema de salud.

Si tardas más de 20 minutos en conciliar el sueño, es posible que estés experimentando insomnio. El insomnio se caracteriza por dificultad para conciliar el sueño, dificultad para permanecer dormido o despertarse antes de lo deseado y no poder volver a dormirse.

Las personas que padecen insomnio a menudo también experimentan somnolencia diurna excesiva. Los expertos sugieren que levantarse de la cama y realizar otra actividad si está costando dormirse durante más de 20 minutos.

Otros factores además del insomnio pueden derivar en dificultades para quedarnos dormidos. Por ejemplo, ingerir cafeína incluso 6 horas antes de acostarse puede alterar la capacidad para dormir. A menudo, las personas recurren a la cafeína porque no tienen sueño, pero la cafeína causa más problemas para dormir, lo que perpetúa el problema.

En algunos casos, los problemas de salud mental son la raíz de las dificultades para conciliar el sueño. Tanto la depresión como la ansiedad pueden mantener a una persona despierta por la noche. Si las preocupaciones o los pensamientos negativos interfieren en tu capacidad para dormir, considera que puede haber un problema de estado de ánimo y que puedes consultar con tu médico.

Consejos para conciliar el sueño más rápidamente

Si tienes problemas para conciliar el sueño, prueba estos consejos para mejorar tu higiene del sueño:

  • Si la haces, reduce el tiempo o elimina de tu rutina la siesta de después de comer.
  • Utiliza tu cama únicamente para dormir y tener relaciones sexuales.
  • Haz ejercicio con regularidad, pero no cerca de la hora de dormir.
  • Mantén tu dormitorio fresco, oscuro y silencioso.
  • Haz alguna rutina relajante antes de dormir.
  • Evita el alcohol y la cafeína sobre todo antes de acostarte.

Recuerda que, si detectas algún problema o cambio en tus hábitos de sueño que te impiden descansar bien, quien mejor te puede ayudar es un profesional. No dudes en consultar tus dudas con tu médico. ¡Tu descanso es importante para la salud!