Cuándo girar el colchón

Nov 17, 2019 | DORMITORIO, PRODUCTOS

En necesario darle la vuelta al colchón para hacer que su vida útil sea más larga. Veamos por qué esto es importante.

¿CÓMO GIRO MI COLCHÓN?

Primero, aclaremos qué significa rotar el colchón. La rotación es cuando el colchón se gira 180 grados. El resultado es que lo que solía ser la cabeza del colchón ahora es el pie. Tenga en cuenta que rotar no implica voltear, por lo que después de rotar aún estaría durmiendo en la misma superficie del colchón.

¿CÓMO VOLTEO MI COLCHÓN?

Voltear un colchón implica darle la vuelta, lo que te permite dormir al otro lado del colchón. Para hacer esto, debe girar el colchón 90 grados y colgarlo sobre un extremo. Luego levanta el colchón sobre su borde y baje el colchón para que el otro lado quede boca arriba. Luego gira el colchón 90 grados más.

Por lo tanto, después de voltear el colchón de esta manera, también completarás una rotación. El reverso ahora está boca arriba y lo que solía ser el pie del colchón ahora está en la cabeza. En teoría, podría hacer el volteo sin la rotación, pero en la práctica siempre es mejor voltear y rotar para que el colchón se use de manera más uniforme.

¿POR QUÉ NECESITO ROTAR O VOLTEAR MI COLCHÓN?

Debes rotar y voltear el colchón para que puedas dormir en diferentes áreas del colchón. Esto iguala la presión, lo que lleva a una vida útil más larga para su cama. Girar y voltear el colchón también lo hará sentir más cómodo, ya que garantiza que no haya flacidez en las áreas donde más se duerme.

¿QUÉ ES MEJOR: ROTAR O VOLTEAR?

Voltear el colchón (con una rotación) siempre es mejor que simplemente girarlo. Esto se debe a que cuando solo giras el colchón, únicamente estás durmiendo en una de sus superficies. Cuando voltea el colchón, está usando el otro lado. Esto aumenta aún más la vida útil del colchón.

Girando el colchón, efectivamente se consigue aumentar la vida útil del mismo. Nuestro peso queda repartido de igual forma a lo largo del tiempo, tanto en ambas caras como en ambas extremidades del colchón. Pero, ¿Cada cuánto debes darle la vuelta? Con un par de veces al año puede ser suficiente, sin embargo no todos los colchones son aptos para ser girados. Te explicamos cómo saberlo.

En primer lugar hay que aclarar que el colchón puede girarse en dos sentidos distintos. Lo puedes rotar de pies a cabeza, de manera que pasas a dormir donde antes estabas reposando los pies. También puedes dar la vuelta a la cara del colchón que estás usando. De esta manera, la parte sobre la que estabas durmiendo pasaría a estar boca abajo y la parte que estaba sobre la base o somier queda boca arriba para acostarse sobre ella.

Para poder darle la vuelta a la cara del colchón y usar la contraria, es necesario que la composición interna de este sea simétrica, es decir, que a ambas partes del núcleo dispongan de los mismos materiales y grosores.

Por el contrario, a prácticamente cualquier colchón se le puede dar la vuelta de pies a cabeza. La única excepción son los colchones que distinguen en su composición interna las distintas partes del cuerpo.

Si tu colchón se puede rotar en ambos sentidos, te recomendamos que lo hagas, puesto que conseguirás alargar la vida útil del mismo. Hacerlo un par de veces al año es más que suficiente, aunque sería también recomendable rotarlo de pies a cabeza cada tres meses.