Cuáles son los mejores calcetines para dormir

Mar 9, 2020 | MEJORA TU DESCANSO, TE ACONSEJAMOS

En las extremidades de nuestro cuerpo la sangre suele circular de forma menos fluida. Es por eso que las manos y los pies se enfrían más rápidamente, sobre todo cuando no se encuentran en movimiento. Dormir con calcetines puede ayudar a que nuestro organismo mantenga nuestra temperatura corporal. Aunque no todo el mundo encaja con esta costumbre, existen ventajas en el hecho de dormir con calcetines.

Beneficios de dormir con calcetines

En los meses más fríos del año, la temperatura puede descender notablemente durante la noche. Además, mientras estamos durmiendo, podemos sentir más frío por la ausencia de actividad y movimiento físico. Es por eso que los calcetines tienen la función de mantener nuestra temperatura corporal, evitando que perdamos calor por los pies. Los calcetines actúan como termorreguladores por lo que pueden ayudar a conciliar mejor el sueño. Además, con ellos evitamos el contacto directo con las sábanas frías.

Los calcetines también actúan como una especie de “barrera protectora” entre la piel y las sábanas o las mantas, por lo que podrían prevenir, en casos extremos, de posibles contagios e infecciones como los hongos, sobre todo cuando dormimos en camas ajenas.

Es recomendable utilizar calcetines de fibras naturales como el algodón, lana, hilo… De esta forma, mantendremos una correcta temperatura corporal y reduciremos la sensación de frío, pero además favoreceremos una adecuada transpiración de la piel.

Dormir sin calcetines

Con los pies descalzos la sangre circula con más facilidad, previniendo de esta forma la posible aparición de varices o problemas de inflamación o irritación entre los dedos y en los tobillos.

Por otro lado, dormir con los pies al aire en las noches más calurosas de verano nos mantendrá más frescos. También puede provocar que nos sea mucho más fácil conciliar el sueño sin despertares nocturnos, especialmente si eres una persona calurosa.

Además, si nos sudan los pies pero nos gusta dormir con calcetines, es importante saber que el exceso de sudoración puede favorecer la aparición de hongos, eczemas o infecciones.

Otro aspecto a tener en cuenta es que si utilizamos cremas hidratantes sobre las piernas, tobillos y pies, lo recomendable es dejar que la crema penetre bien en la piel. Lo mejor en este caso es no utilizar calcetines o esperarnos hasta su total absorción. Si nos colocamos los calcetines nada más aplicar la crema, esta puede quedar acumulada en el tejido y propiciar un caldo de cultivo idóneo para la aparición de hongos y bacterias que podrían provocar infecciones cutáneas.

 ¿Cuáles son los mejores calcetines para dormir?

En el caso de dormir con calcetines, lo que queda claro es que no deberían ser unos calcetines cualesquiera. En este caso, son más aconsejables calcetines sin costuras ni gomas que puedan apretar demasiado, porque podrían lesionar nuestra piel e impedir un correcto flujo sanguíneo. Saber si nos aprietan demasiado es sencillo: si tras llevarlos varias horas, los elásticos del calcetín dejan marca sobre la piel de nuestro tobillo, lo mejor será no utilizarlos por la noche.

Por otro lado, debe haber el espacio suficiente para que el flujo de aire se mueva alrededor de tus pies, evitando el sobrecalentamiento y la sudoración. Es importante que los calcetines estén fabricados de fibras naturales como el algodón.

Algo a tener en cuenta para una correcta higiene y salud de nuestros pies, es no usar los mismos calcetines utilizados durante el día. Al quitarte los calcetines usados durante el día, limpiarse los pies y secarlos completamente, (especialmente entre los dedos) contribuirá a una buena salud e higiene de tus pies.

Y tú, ¿eres de las personas que utilizan calcetines para dormir? En cualquier caso, parece que este hábito puede traer consigo beneficios para nuestro descanso, especialmente en lo que al invierno se refiere. Pero recuerda: no valen unos calcetines cualquiera.