¿Cuáles son las causas del dolor en la nuca cuando nos despertamos?

May 31, 2021 | SALUD, TE ACONSEJAMOS

Las tensiones musculares ocasionadas por el trabajo y el estrés diario suelen producir rigidez en el cuello. La situación se complica si además dormimos en una mala postura, ya que al despertar podemos sentir un fuerte dolor en la nuca. Esta molestia que puede prolongarse a lo largo de todo el día e incluso durante semanas, es algo común que nos afecta a la mayoría de las personas en muchas ocasiones.

Ya sea por una tensión muscular o por dormir con una almohada que no sea la adecuada, los dolores en el cuello resultan fastidiosos porque afectan a nuestra actividad diaria. Además, esta incomodidad también puede venir acompañada de dolores de cabeza, de hombros y de los brazos.

Causas del dolor en la nuca

Normalmente, el dolor en la nuca no suele ser síntoma de un problema grave. Se caracteriza por la dificultad de mover el cuello a consecuencia de una distensión muscular o rigidez de las vértebras cervicales.

Una de las causas más comunes que provoca esta molestia está relacionada con la postura corporal que adoptamos mientras realizamos nuestras actividades cotidianas. Aunque habitualmente se asocie a trabajos que requieren de un gran esfuerzo físico, la rutina del trabajo sedentario también afecta en gran medida a padecer este problema.

Por ejemplo, mantener el cuello doblado hacia la pantalla del ordenador o hablar por el móvil con el teléfono apoyado en el hombro son causas frecuentes que perjudican las articulaciones y la musculatura del cuello.

En otras ocasiones podemos sentir estas molestias cuando nos despertamos. Puede ocurrir que, al relajarnos, nos quedemos adormilados mientras estamos leyendo un libro o viendo la televisión. En estos casos, el cuello suele quedar resentido a consecuencia de dormir en una mala postura produciendo dolor y malestar.

Para obtener un descanso reparador también influye la posición que habitualmente adoptemos al acostarnos. Por eso, si sueles dormir boca abajo te sugerimos una almohada que te permita relajarte correctamente sin que te cause molestias en la espalda o en el cuello.

Soluciones para evitar el dolor en la nuca

Durante el día es conveniente intentar mantener una correcta postura corporal y realizar de vez en cuando algún ejercicio que nos ayude a relajar los músculos. Por otro lado, puedes utilizar almohadas ergonómicas para evitar este problema mientras duermes.

Practicar ejercicio

La práctica de ejercicios de estiramiento permite llevar una vida saludable que ayuda a fortalecer los huesos y la musculatura de nuestro cuerpo en general. De esa manera, se contrarresta el sedentarismo al que estamos acostumbrados por pasar muchas horas al día de cara a los ordenadores.

Así, realizar ejercicios de cuello para mejorar el movimiento como por ejemplo bajar el mentón hacia el pecho o girarlo de un lado a otro puede aliviarnos el malestar ocasionado. Es una forma sencilla de poder evitar las contracturas y el entumecimiento de nuestros músculos.

Almohadas cervicales

Para obtener el mejor descanso, es recomendable que las almohadas nos permitan mantener la columna en posición neutral. De esa manera, descansaremos sin problemas si dormimos en una postura en la cual tengamos el cuello alineado con la espalda.

Una de las formas más sencillas de solucionar estos problemas derivados del dolor de nuca es utilizar almohadas cervicales para dormir. La ventaja que ofrecen es que permiten múltiples posiciones para el cuello cuando nos acostamos. Por ejemplo, nuestra almohada cervical es una estupenda opción para evitar en la medida de lo posible estas molestias.

Las almohadas cervicales ofrecen máxima adaptabilidad para la musculatura del cuello. Al quedar acoplado a la misma, los músculos y huesos quedan protegidos de cualquier rigidez que nos pudiera ocasionar una almohada convencional.

Permiten adoptar la postura que nos interese ya que su material viscoelástico y transpirable proporciona el confort necesario para conseguir un descanso con firmeza y comodidad.