¿Cuál es el mejor colchón del mercado?

Mar 9, 2020 | TE INFORMAMOS

Lo primero a tener en cuenta a la hora de elegir un colchón es nuestra posición habitual al dormir. Por ejemplo, hay muchas personas que duermen boca arriba: en este caso, lo mejor puede ser optar por un colchón con bastante firmeza. En esta posición es importante que el colchón refuerce la zona de la nuca y mantenga alineada la columna, evitando hundimientos, irregularidades y puntos de presión.

Por otro lado, en el caso de los durmientes que se apoyan sobre un lado del cuerpo, lo ideal sería que utilizaran un colchón de firmeza intermedia para que se adapte a la estructura del peso de nuestro perfil. Al apoyarnos sobre un lado, es fácil notar los huesos más duros del cuerpo (costillas, cadera y hombro) que necesitan de un apoyo un tanto más blando para evitar molestias al dormir.

Por último, las personas que duermen boca abajo es preferible que usen un colchón de superficie más blanda, para evitar así riesgos de sufrir molestias en la zona cervical o en el tronco de la columna.

No obstante, también es importante distinguir entre los durmientes que se mueven mucho y aquellos que se mueven poco sobre la cama. En el caso de las personas que tienden a moverse considerablemente, moviendo las piernas y dando vueltas en la cama, es aconsejable que usen un colchón que no tenga una firmeza excesiva, ya que podrían provocarse dolores por cambios bruscos de posición al dormir si el colchón es muy duro.

El colchón debe amoldarse a las distintas posiciones que adopta el cuerpo al largo de la noche con los continuos movimientos de rotación. En este caso es mejor optar por colchones de alta adaptabilidad, para no sentir  molestias al despertarnos. Al contrario, las personas que no se mueven mucho al dormir pueden optar por un colchón más firme, teniendo en cuenta la posición que adopten al dormir.

Por último, es importante  tener en cuenta es la transpirabilidad del colchón. Para las personas calurosas, existen materiales capaces de absorber el sudor que generamos mientras dormimos y evaporarlo. Estos materiales evitan la acumulación de humedad en el colchón manteniendo una buena higiene y evitando que proliferen los ácaros.

¿Qué tipos de colchones existen?

Colchones de muelles

Los actuales colchones de muelles suelen estar compuestos por muelles ensacados y suponen una evolución tecnológica respecto a los colchones de muelles tradicionales. Se caracterizan por un rápido retorno a su posición inicial, aunque la firmeza puede variar según el modelo.

Se pueden combinar con diferentes materiales como la viscoelástica, espumaciones, acolchados naturales, látex… Todos ellos determinarán que el colchón sea más firme, más adaptable o más esponjoso. Además, los colchones de muelles ensacados son conocidos por su transpirabilidad, acompañan los movimientos del cuerpo y logran una buena durabilidad.

colchones de viscoelástica

Los colchones de espuma son quizás la gama más asequible de todas, ya que están compuestos por espumas de poliuretano expandido. Tienen relativamente poca firmeza y conservan poco la forma tras la presión. En ellos lo que cuenta es la densidad: a mayor densidad, más consistencia, pero también mayor peso y precio.

Por su parte, entre las propiedades del colchón de viscoelástica destaca que aporta una correcta adaptabilidad gracias a su efecto memoria (recuperación intermedia). Su principal efecto en el descanso es la respuesta de adaptación a nuestros movimientos, acompañándolos mientras dormimos.

Colchones de látex

Los colchones de látex se componen de capas de una sustancia lechosa y gomosa extraída directamente del árbol del caucho. Son colchones con una alta densidad y además son bastante pesados, aunque tienen la capacidad de adaptarse a la forma de nuestro cuerpo a la vez que mantienen su firmeza. Este tipo de colchones son idóneos para personas que se mueven mucho al dormir, ya que no ejercen un efecto de freno a la rotación. Además, son simétricos y pueden ser usados por ambas caras. Se trata de un colchón altamente recomendable para personas alérgicas ya que en ellos no prolifera la acumulación de ácaros.

En resumen, no existe un único colchón ideal y perfecto, ya que cada persona requiere de necesidades específicas en relación a su fisionomía y a la posición que utilice al dormir. Acércate a nuestra tienda Maxcolchon y prueba tú mismo la amplia gama de colchones que ofrecemos. ¡El mejor colchón para tu descanso te está esperando!