Consigue un estilo ibicenco en tu dormitorio

Sep 1, 2020 | TE INFORMAMOS

En un verano tan distinto vamos a tener que exprimir nuestra creatividad al máximo. Los viajes exóticos serán sustituidos por escapadas rurales que supondrán menos kilómetros para nuestras espaldas y las vacaciones reducirán su lado épico. Para subsanarlo, ¿qué mejor manera que adaptar nuestra propia vivienda al lugar en el que nos gustaría sumergirnos? Impregna con estilo ibicenco tu dormitorio con los siguientes consejos que te vamos a dar y conviértelo en una zona luminosa, fresca, relajante, informal… ¡e incluso hippie!

¿En qué consiste el estilo ibicenco? Estos son los conceptos y elementos principales

¿Cómo puede tener tanta influencia una pequeña isla ubicada en la inmensidad del Mar Mediterráneo? Ibiza, paraíso natural por excelencia, emerge entre las Baleares para situarse en uno de los lugares más top de todo el mundo. El atractivo de su flora, sus calas, su vegetación virgen, sus paisajes rurales y sus características casas blancas han acabado dando forma a todo un estilo. Un tipo de decoración propio cuyo origen autóctono se ha universalizado. Con el blanco como símbolo, otros elementos ya forman parte del imaginario impregnado al estilo ibicenco: el color azul, los elementos y textiles naturales, la estética hippie o las piezas vintage.

El color blanco

 Lo más llamativo y casi el logo del estilo ibicenco. El blanco nuclear está presente en todos los lugares y, obviamente, en paredes, muebles y decoración de las casas. Una manera de transmitir algunos de los valores de la isla: relax, paz, naturaleza.

El color azul

Como si fueran dos superhéroes que aúnan sus fuerzas, la combinación de azul con el blanco en una vivienda transporta directamente al Mar Mediterráneo. Ya sea a través de pinceladas y jugando con distintos tonos, el azul puede utilizarse tanto en tejidos como en paredes, puertas o ventanas.

La mezcla de estilo

El eclecticismo bien considerado es uno de los puntos fuertes del estilo ibicenco. La mezcla entre lo rural, el minimalismo, lo hippie, lo glamouroso, la influencia oriental o los elementos vintage bifurcan de una manera casi mágica en el estilo de decoración “made in Ibiza”.

Tejidos naturales

El estilo ibicenco está presidido por el algodón y el lino. Dos materiales estrella que encontrarás en cortinas, sábanas o demás ropa de cama. Look agradable, suave, que ayuda a la iluminación y que aporta frescor a la vivienda.

Artesanía y elementos vintage

Asociado al estilo hippie que envuelve lo ibicenco, los detalles artesanales y las piezas vintage no pueden fallar si apuestas por este tipo de decoración.

Así puedes convertir tu habitación en un lugar que emule las calas ibicencas

Convertir tu habitación en Ibiza es más sencillo de lo que piensas. Para conseguir esa paz y armonía, elementos claves del estilo, solo tienes que apostar por determinados elementos derivados de los puntos que te hemos expuesto con anterioridad. A través de una pequeña gama de colores, ciertos objetos que jueguen con lo hippie y lo vintage y el predominio del blanco, tu dormitorio se volverá más natural y veraniego. Como una de esas casitas blancas que tanto nos enamoran.

Comienza por la cama

Con la cama como núcleo central de nuestro dormitorio, bastará con vestirla con ciertos juegos de sábanas cuyo color principal sea el blanco y su composición no se salga del algodón o el lino.

El cabecero

Siguiendo por orden de impacto visual, otro punto fuerte a la hora de decorar una habitación es el cabecero. Elaborados a base de tejidos premium (los más gourmets de todo el catálogo), encontrarás modelos de Maxcolchon que, a través del blanco y el azul, jueguen con sus tonalidades para otorgar a la habitación el estilo mediterráneo que demandas.

Canapés

 Igual que sucede con los cabeceros, en Maxcolchon dispones de una exposición de canapés cuya madera alberga el blanco entre sus colores.

Fuera de la cama, pinta tus paredes de blanco que podrás acompañar también de pequeñas ráfagas de azul. Y en cuanto a la decoración, nada mejor que utilizar platos redondos de diferentes tamaños y tonos que estén elaborados con materiales naturales.