Consejos para disminuir el dolor de cuello por la noche

May 28, 2020 | MEJORA TU DESCANSO, TE ACONSEJAMOS

Despertarte con dolor de cuello. O peor aún, dormir padeciéndolo. Uno de los males físicos más extendidos entre nuestra sociedad. El ritmo de vida que llevamos, el estrés, la ansiedad, la presión laboral, las obligaciones familiares, la mala alimentación o el poco tiempo para hacer deporte son algunos de los motivos que nos causan este tipo de dolencias. Cómo combatir con ello es una de las preguntas que nos hacemos constantemente.

Los hábitos de descanso que mejorarán ese molesto dolor de cuello

El cuello es una de las zonas de nuestro cuerpo más sensibles al dolor y, posiblemente, las que más molestias provocan cuando sufrimos algún tipo de problema físico. Partiendo de esta base, disponer de una zona de descanso con lagunas lo único que puede potenciar es más dolor en esa área. Además de los factores enumerados arriba y que derivan de nuestro día a día, una almohada o un colchón que ya ha sufrido el desgaste de los años o que no cumple un mínimo de calidad, va a provocar que nuestro nivel de confort sea inexistente, provocando así que durmamos toda la noche con ese dolor. Y lo que es peor, nos despertaremos aún con más sufrimiento.

Para evitar este mal descanso y esas posturas (¡nunca duermas boca abajo y utilices una almohada muy alta!) que solo hacen que empeorarlo todo, lo primero que deberías hacer es adquirir un modelo de colchón que se adapte a tus necesidades. Y, por supuesto, una almohada cervical que aporte todos sus beneficios y luche contra tus problemas físicos.

 

 CONSEJOS PARA EVITAR EL DOLOR DE CUELLO DURANTE LA NOCHE

Publicados por la escuela de medicina de la Universidad de Harvad, existen una serie de consejos que, si los sigues, mejorarán tus hábitos de descanso y, por lo tanto, acabarán con el fatídico dolor de cuello:

Utilizar una almohada de plumas tiene sus pros y sus contras: Se adaptan muy fácilmente a la forma de tu cuello pero, a cambio, tienen una vida útil mucho más reducida que otros modelos fabricados con materiales como la viscoelástica.

– El uso de la almohada que reina el mercado: La viscoelástica produce beneficios incontables y uno de ellos es su adaptabilidad con nuestra cabeza y cuello.

– Las almohadas cervicales: Casi una derivación de lo anterior. Este tipo de modelos alinea al 100% la columna y el cuello, por lo que la mejor física es obvia.

– Independientemente del tipo de almohada y su material principal, evita usar un modelo muy rígido y con mucha altura. Mantendrá tu cuello demasiado flexionado, lo que provocará rigidez y un aumento del dolor al despertar.

– Respecto a la mejor postura a la hora de dormir, además de evitar eso de hacerlo boca abajo, mantén la columna recta usando una almohada más abajo del cuello que de la cabeza si lo haces de lado.

– Realiza una serie de estiramientos muy sencillos antes de ir a la cama. Para disminuir las tensiones que padeces en el cuello, estos pequeños estiramientos relajarán la zona y, por tanto, mejorarán tu descanso.

En definitiva, y como acabamos de comentar, la mejor solución posible para tus problemas de cuello es hacerte con una almohada cervical. Gracias a su diseño y al material con el que se fabrican, conseguimos una alineación perfecta entre la columna vertebral y el cuello, algo que va a repercutir directamente en tu descanso. Este tipo de modelo debería el punto de arranque que mejore tu condición física.