Cómo relajarse para dormir

Dic 29, 2020 | TE INFORMAMOS

¿Cómo podemos incitar el sueño? ¿Cómo puede uno relajarse para dormir? ¿Existen técnicas infalibles que ayuden a abrazar a Morfeo? ¿De verdad son efectivas las infusiones con hierbas naturales? ¿Tan perjudicial puede resultar el uso de los dispositivos electrónicos antes de irme a dormir? Si tienes problemas para conciliar el sueño, las respuestas de estas preguntas las podrás encontrar en ciertas técnicas de relajación y algunos consejos que te ofrecemos a continuación.

7 formas de relajarte antes de conciliar el sueño

1. Ejercicios de respiración

El primero de los tips no puede ser otro. Una vez estés en la cama, cierra los ojos y pon atención en tu respiración. Dirige toda esa concentración al patrón natural con el que respiras y siente en todo ese aire que entra y sale de tu nariz y boca. A continuación, visualiza cómo ese flujo de aire entra por la nariz, pasa por la boca, las vías respiratorias, pasa por tus pulmones, desciende hasta el abdomen y vuelve a salir. Con esta visualización de tu propio cuerpo eliminarás todas las tensiones y comprobarás cómo liberas tus extremidades, tu cuello e incluso tu cabeza. Sin darte cuenta, tu mente habrá viajado a otro lugar. Uno sin preocupaciones y, sobre todo, con mucho sueño.

2. Ejercicio de relajación

Consiste en enfocar tu atención a una imagen muy concreta o una historia. Con el objetivo de alejar las preocupaciones y los pensamientos que no te dejan dormir, comenzarás a visualizar esa escena mientras estás tumbado en la cama. Puede valer un recuerdo como tus vacaciones favoritas o aquel día en el que te regalaron tu primera bicicleta. No importa. Una vez hallado el pensamiento, enfoca toda tu atención en él para que luche contra los malos pensamientos. Sumérgete en la historia, visualiza todos los detalles y déjate llevar.

3. Apagar y/o alejar todos los dispositivos electrónicos

Como ya hemos dicho en otras ocasiones, los dispositivos electrónicos no solo influyen en nuestra higiene del sueño, también son los peores enemigos de la relajación. Minutos antes de irnos a dormir, solemos tender a coger el móvil o la Tablet y hacer un repaso de las redes sociales. O lo que es peor, del correo electrónico laboral. En definitiva, acabamos recibiendo impactos que solo van a lograr preocuparnos o excitarnos. Todo lo contrario al objetivo que estamos buscando: la relajación pura y dura. Por cierto, no solo el móvil puede perjudicarte, también el reloj-despertador. Por ello, aconsejamos girarlo para no estar pendiente de la hora.

4. Evitar las vueltas en la cama

Si, tras acostarte han pasado más de 20 minutos sigues sin poder conciliar el sueño, es recomendable levantarse para iniciar algún tipo de tarea que te ayude a olvidar que no puedes dormir. Resulta mucho más positivo y prolífico que te levantes a leer un rato, hacerte un vaso de leche u ojear una revista, que permanecer en la cama con los ojos como un búho.

5. Recurrir a las infusiones

Existen decenas de remedios naturales que te pueden ayudar a relajarte y conciliar el sueño: valeriana, pasiflora, semillas de amapola, cascara de naranja, zumo de lechuga o incluso el puré de plátano y practicar la aromaterapia.

6. Crear un clima relajante en la habitación

Establece una temperatura correcta sobre los 22 grados centígrados, evita los ruidos, baja la persiana y aléjate de cualquier tipo de luz, tanto natural como artificial.  Por cierto, es recomendable que ventiles el dormitorio durante el día.

7. Sentir el sonido relajante

Ayúdate de música relajante como la música clásica o incluso puedes buscar listas de sonidos naturales. Cierto tipo de melodías e instrumentos te pueden ayudar a la relajación y a caer en el sueño en cuestión de segundos.