Cómo recuperar la rutina del sueño tras volver al cole

Oct 1, 2021 | TE ACONSEJAMOS, NIÑOS | 0 Comentarios

Tras casi tres meses de correr, saltar, ir en bicicleta, bañarse en la piscina y acostarse a deshoras, toca recuperar la rutina del sueño tras la vuelta al cole. Si a los adultos ya nos cuesta deshacernos de los hábitos vacacionales, imagínate con los niños. Por ello, es importante comenzar este proceso antes de regresar a las obligaciones académicas y apostar por la pedagogía y la paciencia. El resultado bien merece la pena.

5 consejos que ayudarán a tus hijos a recuperar los hábitos de dormir con la vuelta al cole

  1. Comienza el proceso de manera orgánica y siempre antes de que acaben las vacaciones

Lo hemos dicho al inicio. Poco éxito conseguiremos si acostamos a nuestros hijos a su hora habitual el día antes de que comience el colegio. Ya no es que ese día estará dando vueltas a la cama sin parar, lo peor es que tardará en aclimatarse al horario invernal de las 9 o las 10 de la noche. Lo ideal es ir adelantando unos veinte minutos desde un par de semanas antes. Por ejemplo, si en verano se ha acostado a las 12, vas adelantando ese ratito para que el 15 de septiembre alcance su rutina de todo el año.

  1. Establece el mismo horario para todo el año

La rutina diaria es parte importante de la calidad de nuestro sueño. Por ello, establece una hora para acostarse y otra para levantarse que dure todos los días, incluyendo los fines de semana. Fijar la hora de despertarse con antelación, ayudará también a crear ese hábito de desayuno completo y familiar tan necesario.

Cómo recuperar la rutina del sueño tras volver al cole
    1. Adecúa su dormitorio para que disfrute de un descanso plácido y reconfortante

    Tus hijos han de disfrutar del mejor colchón infantil posible. Un modelo fabricado con material viscoelástico para que se adapte no solo a sus movimientos, sino al propio crecimiento. Además, asegúrate de que no entre iluminación natural y que la artificial no dificulte el sueño. Por lo demás, será necesario una habitación silenciosa donde los ruidos no molesten.

    1. Libéralos del estrés y los nervios previos a la vuelta al cole

    Seguramente tus hijos hayan tenido sus correspondientes deberes de verano, los cuales han de ir realizando de manera diaria. En caso de que no hayamos estado atentos durante las vacaciones, es posible que no estén acabados, creando así un estado de estrés nada favorable a la conciliación del sueño. Por cierto, unos nervios que se añadirán a los habituales por el regreso al colegio, el reencuentro con los compañeros y a la rutina. Por tanto, libéralos del estrés con la práctica de deporte y actividades lúdicas. Y de la misma manera, háblales con naturalidad de la escuela y sus aspectos más positivos.