Cómo mejorar la calidad del descanso

Mar 30, 2020 | MEJORA TU DESCANSO, TE ACONSEJAMOS

La calidad de nuestro descanso está directamente relacionada con nuestra salud. Cuando se duerme de forma interrumpida o se tiene problemas para conciliar el sueño, nuestro bienestar físico y mental se resiente. Mejorar la calidad del descanso es una de las prioridades que debemos afrontar en nuestro día a día, ya que cualquier tipo de problema es acumulativo y con el tiempo puede pasar factura.

A continuación te presentamos una serie de consejos para mejorar la calidad del sueño que sin duda te serán de utilidad.

Alimentos y bebidas

Lo que comemos y bebemos afecta notablemente a nuestra salud. Saber qué y cuándo comer y beber nos ayudará a mejorar la calidad del descanso.

Las cenas ligeras y no consumir grandes cantidades de líquidos por las noches el lo mjor para asegurar un sueño continuado sin interrupciones. Por ello, es aconsejable limitar el consumo de cafeína durante el día y evitar el consumo de alcohol ya que provoca deshidratación durante la noche.

Hábitos saludables

Marcarte unas rutinas del sueño saludables es algo fundamental para mejorar la calidad del descanso. Es importante marcar unas horas sueño, estableciendo la hora de dormir y de levantarse. Para ayudarte a conseguirlo se recomienda realizar algún tipo de deporte durante el día para llegar cansado a la cama.

Intenta no dormirte con la tele encendida o utilizar el móvil justo antes de dormir, ya que afectan directamente al descanso. Lo mejor es que tu cuerpo asocie el momento de irte a la cama con dormir.

Equipo de descanso

El dormitorio es el templo de nuestro descanso, y la cama el altar. Hay que cuidarlos para que ellos nos cuiden a nosotros. Duerme sobre un colchón de calidad.

Mantén tu dormitorio oscuro y a una temperatura adecuada. Si por algún motivo no puedes mantener el dormitorio en una total oscuridad, utiliza una máscara para dormir.

Cosas que debemos evitar

No solo tenemos que adquirir hábitos saludables para mejorar la calidad del descanso, también tenemos que soltar lastre en lo referente a las malas costumbres.

  • No duermas siestas de más de media hora. Y nunca lo hagas más tarde de las 3 de la tarde.
  • No fumes antes de ir a dormir. Ni en la cama. El tabaco es un poderoso excitante que en nada contribuirá a mejorar la calidad del descanso.
  • No estés demasiado tiempo despierto en la cama. Si ves que no te puedes dormir después de unos 15 minutos intentándolo, levántate y vete a otra habitación hasta que te entre el sueño.
  • No duermas con tus mascotas, deben de tener su propia cama o dormir en otra habitación. Sí, los queremos mucho, pero en ocasiones pueden llegar a ser muy pesados. Es lógico, ellos no tienen que levantarse temprano ni ir a trabajar.

Mejorar la calidad del descanso repercutirá muy favorablemente en tu trabajo y/o estudios. Como ves, no se necesita más que la adquisición de unos buenos hábitos y rutinas, además de un poco de fuerza de voluntad.