Cómo lavar un nórdico a mano

Jun 6, 2020 | TE INFORMAMOS

Es probable que muchos no tengamos claro cada cuánto es recomendable limpiar nuestro edredón nórdico ni cuál es la mejor forma de hacerlo. ¿Es mejor limpiarlo con agua caliente o fría? ¿A mano o en la lavadora? A continuación te damos algunos consejos para que tu mejor aliado en las noches frías quede como el primer día.

¿Cada cuánto y cómo es mejor lavar un nórdico?

Antes de empezar, debemos saber que existen varios tipos de relleno nórdico: edredones nórdicos de plumón o plumas, y los edredones de fibras sintéticas. Cada uno de ellos presenta unas características y un cuidado específico. Por ejemplo, un edredón nórdico sintético se puede lavar con mayor frecuencia que uno de plumas o plumón. Estos últimos son más delicados y no es necesario lavarlos más de una vez al año.

Para un buen mantenimiento de nuestro nórdico es importante cubrirlo con una funda nórdica que lo proteja del contacto diario al dormir. Eso sí: es conveniente lavar la funda nórdica al menos una vez a la semana para una buena higiene de nuestro equipo de descanso. Un buen momento para lavar el edredón nórdico puede ser durante el cambio de temporada, cuando se acerca el verano.

Lavar el edredón en en la lavadora

Antes de lavar un nórdico en la lavadora hay que leer bien las especificaciones de cada fabricante, ya que como hemos comentado, cada relleno precisa de un cuidado distinto. De esta forma, la temperatura de lavado adecuada se suele especificar en la etiqueta del producto. No obstante, si no lo tienes claro o tienes dudas, lo mejor elegir un programa de lavado con agua fría y seguir estas recomendaciones:

  • Escoger un programa de lavado para ropa delicada y con un centrifugado de bajas revoluciones.
  • Utilizar detergente para ropa delicada.
  • Nunca emplear suavizante ni otros productos agresivos como lejía o blanqueante, ya que podrían dañar su relleno.
  • Un truco para evitar que el relleno quede mal repartido y apelmazado es introducir 2 o 3 pelotas de tenis en el tambor de la lavadora. Para evitar que la pelota ensucie el tejido, podemos ponerlas dentro de un calcetín.

Lavar el edredón a mano

Es probable que algunos edredones nórdicos, especialmente los de camas de matrimonio, sean demasiado grandes para una lavadora doméstica. En este caso, una posible solución si no podemos llevarlo a una lavandería puede ser lavarlo en la bañera. No obstante, debes de saber que esta elección es la que más tiempo y esfuerzo conlleva. Te enseñamos los pasos que debes seguir:

  • Limpiar la superficie de la bañera
  • Llenar la bañera de agua templada, lo justo para que cubra el nórdico.
  • Utilizar un detergente suave y evitar que se forme demasiada espuma.
  • Sumergir lentamente el nórdico en el agua y eliminar las bolsas de aire que se generen.
  • Removerlo bien en el agua para que actúe el detergente. Puedes hacerlo dos o tres veces cada 15 minutos.
  • Retirar el agua de la bañera y escurrir el agua que ha absorbido el nórdico suavemente contra la base de la bañ
  • Volver a llenar la bañera y de nuevo escurrirlo (las veces que sean necesarias) hasta que el agua salga limpia y sin jabón.

La mejor forma de secar tu edredón

El proceso de secado de un edredón nórdico es tan importante como lavarlo debidamente. Por ello, te damos algunos consejos para no dañarlo en en el intento. ¡Toma nota!

Secarlo con secadora

En primer lugar, es importante que la secadora sea lo suficientemente grande para dar cabida al edredón nórdico y que éste nunca quede demasiado apretado en su interior. Además, es conveniente escoger un modo de secado de temperatura media si nuestra secadora no tiene un modo específico para plumas.

Un consejo para que el relleno quede bien distribuido en el interior del nórdico es introducir de nuevo las pelotas de tenis (dentro de calcetines) en el interior de la secadora junto al nórdico.

Secarlo al aire libre

Si no dispones de secadora y lo quieres secar al aire libre, es importante que al tenderlo quede lo más estirado posible. También conviene colocarlo en posición horizontal, ya que, de lo contrario, el peso del relleno mojado puede desplazarse hacia los extremos y perder homogeneidad.

Por último, durante el secado es mejor no tender el edredón nórdico directamente al sol, ya que podrían aparecer algunas manchas. ¡Ya no hay excusa para alargar más de lo debido la limpieza de tu edredón nórdico!