Cómo influye la menstruación en tu descanso

Nov 5, 2019 | MUJER

El ciclo menstrual tiene una duración de 28 días, más o menos, para las mujeres jóvenes. En un ciclo menstrual normal se dan cambios cíclicos en las hormonas, que son generadas por el sistema nervioso, y en la temperatura corporal. En resumen, todo el cuerpo se ve afectado por este ciclo.

Así, el ciclo menstrual también lleva asociado su propio ritmo circadiano. Esto es: los cambios físicos, mentales y conductuales que siguen un ciclo diario, y que responden, principalmente, a la luz y a la oscuridad en el ambiente de un organismo. Un ejemplo de ritmo circadiano es el hecho de dormir por la noche y estar despierto durante el día.

De esta manera, el ritmo circadiano se ve afectado por la menstruación. Un artículo publicado en la revista Sleep Medicine en 2007 lo comprueba. Así, las investigadoras Fiona Baker y Helen Driver descubren que la calidad subjetiva del sueño es más baja alrededor de la menstruación, aunque el tiempo y la composición del sueño permanece relativamente estable a lo largo del ciclo menstrual en mujeres sanas.

Durante la fase lútea, la tercera fase del ciclo menstrual que empieza tras la fase de ovulación y termina el día antes de que el siguiente período menstrual empiece, parece disminuir la fase del sueño REM (Rapid Eye Movement o Movimiento Ocular Rápido).

El artículo también destaca el hecho de que aquellas mujeres que trabajaban en turnos nocturnos, en comparación con las que no lo hacían, tenían más probabilidades de tener una menstruación irregular y ciclos menstruales más largos. Parece, pues, que llevar un ritmo circadiano diferente al habitual afectaría también al ciclo menstrual.

Por su parte, investigadores alemanes trataron en otro estudio publicado en 2011 de explorar los efectos del sueño y la influencia de las hormonas en la consolidación de la memoria. No hace falta mencionar la importancia del descanso para la consolidación de la memoria.

Así, estos investigadores obtuvieron que los hombres se desempeñaron significativamente mejor después de dormir la siesta, y las mujeres lo hicieron solo en la fase lútea media de su ciclo menstrual.

2 1

Parece ser que el ciclo menstrual afecta a nuestro descanso. De hecho, según la Fundación Nacional del Sueño, entre el 25 y el 33 por ciento de las mujeres estadounidenses en edad de menstruar han informado de más interrupciones en el sueño durante semanas anteriores y/o durante la menstruación.

Por tanto, parece lógico tratar de cuidar al máximo los hábitos de sueño en cualquier caso, pero parece que a veces nuestro ciclo menstrual puede decidir nuestro horario de sueño por nosotras.

Recomendaciones para descansar mejor

En cualquier caso, llevar un horario estable a la hora de dormir es lo mejor que podemos hacer en estos casos. También podemos seguir las siguientes recomendaciones, que pueden ayudarnos a descansar mejor:

  1. Evitar el excesivo consumo de sal (que favorece la retención de líquidos)
  2. Hacer ejercicio físico regularmente, que puede favorecer el descanso y el sueño
  3. Mantente hidratada. Beber agua es importante siempre
  4. Distribuir las calorías durante el día. Esto puede hacer que se mantenga un nivel de energía constante
  5. Evitar las bebidas estimulantes. Como el café o el alcohol, que pueden alterar el sueño
  6. Mantener una rutina de sueño estable. Irse a dormir y levantarse a las mismas horas todos los días puede ayudar a dormir mejor
  7. Toma infusiones, de manzanilla por ejemplo, que te ayudarán a conciliar el sueño

En resumen, puedes tomar algunas medidas para mejorar tu descanso durante la menstruación, aunque parece claro que es cosa de las hormonas que durmamos menos o tengamos más sensación de insomnio durante los días de la regla.