Cómo evitar la boca pastosa por las mañanas

Ene 23, 2021 | MEJORA TU DESCANSO, TE ACONSEJAMOS

Seguro que alguna vez te ha pasado: te despiertas en mitad de la noche con la boca muy seca, o bien te levantas por la mañana con la sensación de tener la boca pastosa. Se trata de una sensación común entre gran parte de la población, ya que puede darse por distintas causas.

Pero, ¿qué ocurre cuando tenemos la sensación de tener la boca pastosa cada mañana? Esto puede ser un problema que cree incomodidades tanto para quien la sufre como para quienes han de convivir con esa persona. Pero, ¿Por qué ocurre esto? ¿Puede evitarse?

La boca pastosa o boca seca

Las glándulas salivales producen la saliva, que permite que la boca se mantenga en condiciones sanas. Esta humedece y descompone los alimentos, ayuda a tragar y limpia de comida los dientes y las encías. Además, la saliva contiene minerales tales como el fosfato y el calcio que ayudan a mantener los dientes fuertes y a combatir la caries dental.

Como decíamos, a cualquiera le puede ocurrir tener la boca seca de vez en cuando. Por ejemplo, es algo que puede ocurrir fácilmente especialmente cuando se está nervioso o estresado. Sin embargo, cuando esta persiste, hablamos de un problema médico.

En concreto, cuando no existe suficiente saliva como para mantener la boca húmeda, hablamos de un problema llamado xerostomía. Esta puede hacer que sea más difícil tragar, masticar e incluso hablar. Además, tener la boca seca durante mucho tiempo puede aumentar el riesgo de caries o infecciones causadas por hongos en la boca, ya que la saliva ayuda a controlar los gérmenes dañinos.

 Hay quien puede pensar que el hecho de tener la boca seca es una parte normal del envejecimiento. Sin embargo, si te ocurre a diario, lo mejor será que consultes con un médico para comprobar porqué ocurre esto.

Causas de la boca pastosa

Existen varias razones por las que podemos tener la boca pastosa por las mañanas. Aquí te dejamos algunas posibles causas:

  • Algunas enfermedades, como la diabetes o el VIH/sida pueden causar sequedad en la boca.
  • Efectos secundarios de algunos medicamentos. Ciertos medicamentos pueden hacer que las glándulas salivales produzcan menos saliva. Por ejemplo, aquellos que se utilizan para la presión arterial alta, la depresión y los problemas de control de la vejiga pueden causar sequedad bucal.
  • Quimioterapia. Los medicamentos utilizados para el tratamiento del cáncer pueden hacer que la saliva se ponga más espesa, lo que puede hacernos sentir la boca pastosa.
  • Daño en los nervios. Una lesión en el cuello, en la cabeza, puede dañar los nervios que trabajan con las glándulas salivales.
  • Radioterapia. Al exponerse a la radiación, las glándulas salivales pueden dañarse y puede aparecer esta sensación de boca pastosa.

Síntomas de la boca pastosa

Aquellas personas que se despiertan a menudo con la boca seca pueden tener síntomas similares:

  • Mal aliento
  • Llagas en la boca
  • Lengua seca y áspera
  • Infección en la boca
  • Sensación de ardor en la boca
  • Sensación pegajosa y de sequedad en la boca
  • Labios agrietados
  • Sensación de sequedad en la garganta

Tratamiento de la boca pastosa

El tratamiento de la boca seca o pastosa debe estar pautado por un médico. En cualquier caso, este está dirigido a evitar la incomodidad que este problema puede producir.

En concreto, una buena higiene bucal y sorbos de agua frecuentes son remedios que pueden ser de ayuda para manejar este problema. Además, evitar la ingesta de alcohol y el consumo de tabaco, así como determinados alimentos, puede ser clave para evitar levantarse con la boca pastosa por las mañanas. Mantener el consumo de azúcar y cafeína al mínimo también puede ayudar a evitar que la boca se reseque.

¿Qué puedo hacer para evitar la boca pastosa por las mañanas?

Hay algunas medidas que pueden llevarse a cabo para evitar la boca pastosa por las mañanas. Estas son:

  • Enjuagarse la boca cada dos horas con una solución específica (que puede recomendarte tu médico o un profesional de la salud)
  • Tomar sorbos pequeños de líquidos con las comidas para humedecer los alimentos y tragar más fácilmente, especialmente durante la cena.
  • Ingerir las comidas con bocados pequeños y masticar bien los alimentos.
  • Añadir líquidos a los alimentos sólidos.
  • Usar vaselina, bálsamos o aceite de coco para los labios para mantenerlos húmedos.
  • Chupar caramelos o mascar chicles sin contenido de azúcar para estimular la saliva.
  • Evitar tomar alcohol y tabaco.
  • Usar un humidificador de vaporización fresca para mantener el aire húmedo.

En resumen, hay algunas medidas que pueden llevarse a cabo para paliar el problema de la boca pastosa por las mañanas. En cualquier caso, si eres de esas personas a las que le ocurre esto en su día a día, te recomendamos que consultes con un profesional de la salud, que podrá ofrecerte más soluciones al respecto.