Cómo elegir un colchón hinchable y que no te salga caro

Abr 26, 2020 | TE INFORMAMOS

Los colchones hinchables son un clásico del verano y de los viajes. Ya sea en acampadas o festivales de música, para usarlos en tiendas de campaña o furgonetas, resultan un elemento recurrente y muy visible. Incluso a nivel doméstico, el mencionado colchón hinchable se ha convertido en un método de descanso que ofrecer a los invitados a los que damos alojamiento en nuestras viviendas. Una moda al alza de la que se exageran sus virtudes mientras se esconden sus visibles defectos.

Las desventajas de un colchón hinchable nos llevan a una misma solución: los modelos hechos a medida

Situación 1: Estamos en la víspera de uno de esos viajes en los que nos vamos a desplazar a un camping. Preparamos una mochila grande, sacamos del trastero la nevera portátil y desempolvamos la tienda de campaña. Nos queda un elemento. Algo vital puesto que va a realizar las funciones de cama durante los próximos días. Es ahí cuando entra en juego el colchón hinchable.

Situación 2: Es viernes y vamos a recibir la visita de un familiar que ahora vive en el extranjero y viene a pasar el fin de semana. Vives en un piso pequeño y solo dispones de una habitación: la tuya. Por tanto, abres el armario y sacas ese viejo colchón hinchable para que tu invitado pueda dormir en un sitio que no sea el sofá.

Las dos viñetas cotidianas anteriores son parte de nuestro día a día. Ya sea por viajes que impliquen tienda de campaña o furgoneta, por recibir invitados o por ser tú el que te desplaces a otra casa, se suele tirar de los colchones hinchables para disponer de una cama.

Aunque su uso no resulta necesariamente malo, sí es cierto de que para estancias prolongadas no es lo más recomendable. Si comenzamos por el propio confort, sus ayudas son reducidas. Pero si vamos más allá, su vida útil es corta ya que se suele pinchar o, durante las propias noches y como por arte de magia, acaban deshinchándose en medio del sueño.

DESVENTAJAS DE LOS COLCHONES HINCHABLES

  • ¿Alguna vez has ido a desinflarlos y no has podido ejecutarlo al 100%? Es muy común en este tipo de modelos que no todo el aire que hay dentro pueda salir. Esto conlleva que su empaquetado en segunda instancia no sea tan satisfactorio como cuando lo compramos originalmente.
  • Como ya hemos comentado, se pueden pinchar con solo mirarlos. Las roturas y el propio deterioro están a la orden del día.
  • Resultan difícil de combinar con sábanas y almohadas. Ambas prendas de cama acaban cogiendo una especie de vida propia. Al despertar, la almohada te ha abandonado y las sábanas decidieron destaparte en mitad de la noche.

TU SOLUCIÓN: LOS COLCHONES A MEDIDA

Por todo lo relatado anteriormente como premisa inicial, tanto por sus prestaciones como por su practicidad, los colchones a medidas son mucho más recomendables que los mencionados colchones hinchables. Mientras que estos últimos, como ya hemos comentado, vienen acompañados de varios inconvenientes, un colchón a medida va a resultar una mejor inversión tanto a corto como a largo plazo:

  • A diferencia de los colchones hinchables, ni se van a pinchar ni se van a deteriorar a la misma velocidad que estos últimos. Como decimos, aunque resulten más caros, van a suponer una mejor inversión.
  • ¿Problemas de espacio? Si el único factor que jugó a favor de la adquisición de un colchón hinchable fue el de la falta de espacio en tu vivienda, has de saber que los colchones a medidas se pueden plegar. Esto conlleva una practicidad a la hora de guardarlos que los iguala en ese aspecto. Tan solo tienes que indicar que quieres plegarlos.
  • Si los colchones hinchables son sinónimo de dolores de espalda al despertar (conforme avanza la noche se suelen despertar, provocando así malas posturas que solo hacen que dañar nuestro cuerpo), los colchones a medida tienen las mismas propiedades que los normales y están fabricados de los mejores materiales: viscoelástica, látex…
  • En definitiva, tanto a nivel práctico como por prestaciones de descanso, es hora de invertir en tu propia salud y, ya sea para utilizarlo en viajes como para alojar a invitados, un colchón a medida es la solución perfecta. El descanso no entiende de vacaciones.