Cómo elegir un colchón de minicuna

Feb 20, 2021 | NIÑOS, TE ACONSEJAMOS

La llegada de un bebé es lo más maravilloso que nos puede pasar. El milagro de la vida se hace paso y basta con mirar al recién nacido para saber dos cosas. La primera es la felicidad infinita que la maternidad y la paternidad nos ha supuesto. La segunda, cómo gestionar la responsabilidad que encierra. Porque si algo va a ocurrir desde el mismo momento en el que nuestro hijo aparece por este mundo, es que su seguridad corre de nuestra cuenta. Algo que va a empezar por un elemento tan básico como el colchón de minicuna.

Los parámetros que deberás tener en cuenta a la hora de comprar un colchón de minicuna para tu recién nacido 

Tras el parto y el posterior abandono del hospital de maternidad, nos enfrentamos a una nueva vida. Ya sin el paraguas de los sanitarios, la primera noche de nuestro bebé en la vivienda familiar supone todo un reto y una aventura. Bonita, sí. Pero con mucha responsabilidad.

Independientemente de si somos padres primerizos o no, el primero de los elementos con los que tenemos que proteger a nuestro recién nacido es el de la cuna. Y, obviamente, el de la elección del colchón. Es aquí cuando, como padres, debemos analizar pormenorizadamente cada modelo. ¿El objetivo? Seguridad y descanso para el bebé.

Como ya hemos comentado, a la hora de comprar un colchón de minicuna para nuestros bebés hemos de fijarnos en tres aspectos fundamentales. Un tridente de características tan importantes que dejan las dimensiones en un segundo plano. Y destacamos esto porque es vital que conozcas que esta será la última de tus preocupaciones.

Comprar un colchón de minicuna será el resultado de tres preguntas que como padre o madre deberás hacerte. Por un lado, descubrir cuál es el grado de firmeza que quieres para tu recién nacido. Porque, aunque resulta importante que el colchón sea firme, también lo es que no tenga excesivos acolchados superiores.

La segunda de las cuestiones guarda relación con la transpiración del colchón en sí. Posiblemente, la característica más importante de todas. Según dictaminan los expertos, lo recomendable es que el modelo sea lo más transpirable posible, que garantice unas prestaciones que no concentren excesivo CO2 y favorezca la circulación del aire para el bebé. El objetivo de todo esto no es otro que disminuir hasta el infinito el riesgo de síndrome de muerte súbita del lactante. Para ello, nada mejor que escoger colchones de minicuna que incluyan mallas 3D y núcleos perforados.

Por último, tenemos que sopesar correctamente la composición del colchón para la elección final del modelo.  Solo en el catálogo de Maxcolchon, existen colchones de cuna y minicuna con un acolchado de viscoelástica, otros con acolchados de fibras suaves y otros con sistemas antiahogo.

La recomendación final de Maxcolchon apunta a modelos como el Nube, cuyas prestaciones permiten un mantenimiento más sencillo y con sistema antiahogo. Por último, informarte que en Maxcolchon ofrecemos un servicio para que los padres puedan pedir medidas personalizadas bajo presupuesto.