Cómo dormir como una marmota

Feb 2, 2021 | TE INFORMAMOS

El día 2 de febrero es el día de la marmota y, aunque parezca una celebración sorprendente, es una tradición que se lleva festejando desde hace más de 100 años. Así, se trata de un curioso método utilizado por los granjeros de Estados Unidos y Canadá para predecir el fin del invierno.

La costumbre se basa en el pronóstico realizado a través del comportamiento de estos animales al salir de su madriguera. Según la leyenda, la duración del invierno vendrá determinada por cómo se comporta la marmota cuando finalice su hibernación.

De esta manera, si al salir de su madriguera la marmota no ve su sombra por tratarse de un día nublado, la abandonará y no volverá a entrar en ella. En este caso, significará que el invierno acabará pronto.

Por el contrario, si al salir ve su sombra por hacerlo en un día soleado, volverá a entrar en la misma indicando de esa forma que el invierno durará unas seis semanas más.

El día de la marmota marca la mitad del periodo entre el frío invierno y la cálida primavera. Así, es algo parecido a lo que ocurre con el día de Halloween que representa la mitad del ciclo comprendido entre el otoño y el invierno.

Entre todas las marmotas que protagonizan este evento tan peculiar, la más famosa es la marmota Phil de Punxsutawney en el estado de Pensilvania. Inmortalizada en la película Groundhog Day, mayormente conocida en nuestro país como “Atrapado en el tiempo”, cada 2 de febrero realiza su predicción con respecto a la duración de los días de frío o a la llegada de una primavera adelantada.

La fiabilidad de esta original adivinación varía según los estudios realizados. Así como los defensores de este método tradicional afirman que el pronóstico de estos animales tiene una fiabilidad de entre el 75% y 90%, los investigadores científicos lo estiman tan solo en un 30%.

Cómo duermen las marmotas

La expresión “dormir como una marmota” significa dormir durante mucho tiempo sin interrupciones en el sueño. Las marmotas son unos de los animales que se aprovisionan durante el otoño para engordar y recubrirse de grasa para no quedarse congelados durante el invierno.

Cuando llega el frío hibernan en sus madrigueras durante medio año, dejan de comer y apenas se mueven. Entran en modo ahorro energético y pueden llegar a perder la mitad de su peso que recuperarán fácilmente al llegar el buen tiempo.

¿Quieres dormir como una marmota?

Literalmente dormir como una marmota es algo para lo que los humanos no estamos diseñados. Aunque pasemos el día entero durmiendo, nos despertaremos en algún momento a consecuencia del hambre, la sed o para llevar a cabo nuestras necesidades fisiológicas.

Por eso, a lo máximo que podemos aspirar es a dormir de un tirón todas las horas necesarias y a pasar las noches de la forma más confortable posible. Para eso, los hábitos y la higiene del sueño juegan un papel fundamental en nuestro descanso.

Durante el sueño, nuestro cuerpo segrega hormonas como la serotonina que regula nuestro estado de ánimo. Por ello, dormir profundamente contribuye a fortalecer la memoria y a reducir el estrés. Nos ayuda a recuperar la energía consumida y nos prepara para afrontar un nuevo día con las pilas recargadas.

Reglas básicas para dormir como una marmota

En primer lugar, la regla básica a tener en cuenta para dormir como una marmota es disponer de equipos de descanso adecuados a nuestras necesidades.

En Maxcolchon disponemos de un amplio catálogo de colchones para que puedas elegir el que mejor se adapte a tus preferencias. Los diferentes acabados y materiales te permitirán encontrar tu colchón ideal. Además, tienes la posibilidad de probarlos durante 100 noches por si no quedas convencido.

Nuestro consejo es que completes tu descanso con una almohada que reúna los requisitos apropiados para dormir cómodamente. Puedes decantarte por las de microfibra, ergonómicas, de látex o viscoelásticas. Elige un plus de transpirabilidad si eres caluroso o modelos cervicales si padeces algún tipo de molestia en el cuello.

Por último, las cenas más bien ligeras y un poco de ejercicio diario te ayudarán a conciliar el sueño como una marmota.