Cómo cuidar tu descanso este verano si vas a viajar

Jul 13, 2020 | TE INFORMAMOS

Se acabaron las obligaciones, los desgastes, los relojes y los despertadores. Estos dan paso a los planes lúdicos, agradables y aventureros, esos que solo pueden convertirse en realidad con los periodos estivales. Pero además de esas sensaciones hedonistas, también hay que hacerle caso al cuerpo, a su culto. Más allá de ejercicios físicos, hablamos del cómo cuidar tu descanso este verano. De cómo dormir y como exprimir hasta la última gota de ese sueño reparador que nos va a inyectar la energía necesaria para el lejano momento en el que volvamos a nuestras rutinas y trabajos. Porque, a pesar de los viajes, los apartamentos y las segundas residencias, el confort y el bienestar no se van a coger vacaciones.

Consejos para que tu descanso no se coja vacaciones y viaje contigo a todas partes

Es más que probable que hayas planificado tus vacaciones de manera que incluyan viajes, escapadas, hoteles, casas rurales o apartamentos. Esto implica un cambio constante de rutinas, hábitos y horarios (además de hacer y deshacer maletas constantemente). Estas modificaciones tan necesarias que son imposibles de evitar, pueden provocar trastornos en nuestro sueño y descanso. Por ello, es importante establecer una serie de rutinas y consejos que viajen contigo de la mano.

1. Mantén una dieta sana y equilibrada

Comer sano es igual de importante tengas o no vacaciones. Sabemos que el verano es sinónimo de salir a comer o cenar fuera, tapear con los amigos o hacer buen uso de las barbacoas. Lo que acaba provocando cambios en los horarios y una alimentación menos sana. Pero hacer un esfuerzo en esta época estival va a significar una mejor salud y un menor conflicto cuando se acaben las vacaciones y sientas que has perdido condición física. La fruta y la verdura no se van a ir de vacaciones, así que consume este tipo de productos todo lo que puedas.

2. Evita el alcohol

Es bastante común ingerir un mayor número de bebidas alcohólicas cuando estamos de vacaciones. La copa de la sobremesa, la sangría para regar las comidas o las cervezas del aperitivo. Son ingestas típicas asociadas al verano que solo pueden traer, además de demasiadas calorías, una peor calidad en nuestro descanso y, al tratarse de los meses más calurosos, una tendencia a la deshidratación. Por todo ello, no abuses del alcohol.

3. Equipo de descanso desconocido

Cuando viajamos dejamos de dormir en nuestras plácidas camas a pasar a hacerlo con equipos de descanso desconocidos y no siempre confortables. Para mitigar ese impacto a la par de lograr unas buenas horas de sueño, en Maxcolchon te aconsejamos el uso de nuestra almohada de viaje Mlily. Cómoda y práctica, su reducido tamaño permite su transporte vayas donde vayas. Además, su nivel de transpiración y adaptabilidad la convierten en la mejor compañera de cama en estos meses tan calurosos.

4.No realizar ejercicio

Hay veces que cometemos el error de asociar verano y vacaciones con el nulo ejercicio físico. Mantenerse activo cobra vital importancia en estos meses estivales, donde tendemos a coger peso debido a un mayor consumo de alcohol y una peor alimentación. Salir a correr, pasear, montar en bicicleta o nadar durante un rato en la piscina nos va a mantener la forma tan necesaria que precisaremos en septiembre. Eso sí, para no alterar más nuestros hábitos de descanso, es importante que no dejes el deporte para las últimas horas del día o podrás tener problemas a la hora de conciliar el sueño.

5. Las altas temperaturas

Los golpes de calor son otros enemigos que encontramos a la hora de descansar bien en verano. Las altas temperaturas y la mayor exposición al sol han de ser combatidas por una buena hidratación. Beber mucha cantidad de agua y huir de las bebidas azucaradas nos va permitir un mejor descanso.

6. Trayectos largos

Como ya hemos comentado, el verano es sinónimo de viajar constantemente, lo que implica una gran cantidad de horas en un coche, en un tren, en un autobús o incluso en un avión. Por ello, desde Maxcolchon aconsejamos el uso del collarín de viaje Mlily viscoelástico, diseñado para proteger nuestro cuello a la hora de dormir en esos desplazamientos tan recurrentes. Su pequeño tamaño y su poco peso lo convierten en un perfecto compañero de viaje.