¿Cómo comer y dormir bien esta Navidad?

Dic 22, 2020 | TE INFORMAMOS

Llegan las Navidades y con ellas las comidas, cenas, encuentros familiares … Es decir, comer, comer, beber, comer, volver a beber, comer, postre, copita y resopón. Unos días donde nos puede resultar imposible eso de resistirnos a los malos hábitos que hemos sorteado el resto del año. Un exceso de calorías y alcohol cuya primera consecuencia es la de conseguir dormir bien en Navidad. ¿Una quimera o algo posible?

Consejos para que las comidas y cenas de Navidad no afecten a tu descanso

Otro trozo de turrón. El polvorón que se ha olvidado coger tu cuñado. La enésima copita de cava. El gin tonic con los amigos. Aunque somos conscientes de que todo se calmará y lloraremos por esos kilos de más en nuestra cintura y los efectos que han tenido la suma de celebraciones calóricas en nuestro cuerpo, resulta imposible y muy humano resistirse a los pecados navideños.

Por todo ello, hemos aglutinado una serie de tips que no solo te ayudarán a conciliar mejor el sueño y disfrutar de un descanso reparador y saludable.

Descansa los días que no sean festivos

El primer consejo es importante y quizás la regla primigenia que deberías respetar. Aunque asociamos las navidades como ese período cada vez más creciente y que puede ocupar todo diciembre y la mitad de enero, la realidad dictamina que solo hay cinco días festivos. Limita tus excesos a nochebuena, el día de Navidad, la cena de nochevieja, la comida de año nuevo, la noche de Reyes y el día 6 de enero.

No te pases con el alcohol

Es obvio que durante estas fiestas tendemos a beber más alcohol. Hasta ahí todo es comprensible y, aunque puedes caer en la tentación de asociar alcohol con sueño, la realidad es bien distinta. Lo ideal es que limites el consumo de alcohol y un par de horas antes de irte a dormir lo hayas sustituido por agua.

Mantén una dieta saludable todos los días previos a las fiestas

Como decíamos en el punto primero, los días festivos casi se cuentan con los dedos de una mano. Todos los demás nos los hemos ido inventado porque nos encanta socializar y vernos con amigos y familiares. Sin embargo, es importante que no caigas en esa tentación y no comas en exceso alimentos cargados de azúcar y poco saludables durante las jornadas anteriores. Lo ideal es que bases tus comidas en verduras, hortalizas, frutas, cereales integrales o legumbres.

Las verduras depurativas son tus mejores aliadas

Asociado a lo anterior y tan importante que tenemos que recalcarlo. Mantener una dieta de verduras depurativas los días previos nos ayudará a preparar a nuestro organismo ante la fiesta y los excesos. Alcachofas, espárragos, puerros, cebollas, apio, piña o kiwi son la respuesta ante el desfase.

Evita la cafeína

Si a todos los malos hábitos alimenticios y al consumo de alcohol le añadimos refrescos, excesos de café y mucho té, el resultado es el insomnio. Sustituye estos elementos por otros como infusiones naturales o leche templada.

Sé regular en los horarios de tus comidas

No caigas en la tentación de no comer nada durante el día porque esa noche tienes la cena de empresa o la propia Nochebuena. Eso de “ahorrar calorías” acaba resultando más perjudicial que el hecho de realizar una comida sana y equilibrada a la hora de comer.

Aunque te resulte imposible, no te sacies

Disfrutar de comidas abundantes y llenar el plato con toda la comida que hay sobre la mesa es típico, pero lo más perjudicial que existe. Nadie te prohíbe que pruebes los miles de aperitivos que se han cocinado, pero en la brevedad está la perfección.