Cómo combinar un cabecero de cama blanco

Dic 16, 2021 | DORMITORIO, DECORACION, PRODUCTOS | 0 Comentarios

Si estás pensando en renovar la decoración por tu dormitorio, es normal que te estés planteando contar con un nuevo cabecero de cama blanco. Se trata de un color que nunca falla: es el color que mejor ayuda a generar esa sensación de luminosidad que buscamos sobretodo en la época estival, así como de amplitud.

Y es que son muchas las distintas combinaciones de estilos que pueden surgir con el color blanco. De hecho, si dispones de otros elementos en blanco, esto puede ser una ventaja para crear una decoración única en tu dormitorio. A continuación te damos algunas ideas sobre cómo puedes combinar un cabecero de cama blanco.

¿Cómo combinar un cabecero de cama blanco?

Combinar un cabecero es más fácil de lo que parece. Se trata de un elemento de nuestra habitación que, aunque pueda parecer prescindible, cumple tanto una función estética como en nuestra comodidad en el descanso.

Y es que el cabecero se ocupa de proteger la cabeza del durmiente de posibles golpes, además de evitar que la almohada pueda desplazarse y escurrirse hacia atrás, quedando atrapada entre el colchón y la pared mientras dormimos. También se ocupa de proteger la pared de posibles marcas que puedan llegar hasta la pintura, así como de aislar térmicamente nuestro cuerpo de la pared. Esto impide que podamos perder calor corporal evitando que estemos en contacto directo con la pared mientras descansamos.

Cómo combinar un cabecero de cama blanco

Pero lo mejor es que un cabecero puede dar un toque de distinción al dormitorio, y más si es blanco. Utilizando, por ejemplo, mobiliario en otros tonos, podemos darle el protagonismo que merece. Esto incluso puede ser de ayuda para agrandar el espacio visualmente.

Los cabeceros de cama son capaces de aportar identidad a la pared principal de nuestro dormitorio, además de equiparla. Dado que lo primero que vemos al abrir los ojos es nuestra habitación, tiene sentido que creemos una estética ambiental que nos represente lo suficiente para estar a gusto en nuestro espacio personal.

Es por eso que te recomendamos combinar tu cabecero de color blanco con el resto del mobiliario del dormitorio, así como con las paredes, con el estilo que más te convenza.

Diferentes estilos para combinar tu cabecero blanco

El color blanco tiene muchas cosas positivas, pero, entre ellas, posiblemente la más clave sea lo fácil que resulta combinarlo con diferentes estilos. A continuación te dejamos algunos de ellos:

Estilo mediterráneo

El blanco es un must en lo que al estilo mediterráneo se refiere. Sobre todo cuando buscamos darle a la estancia un estilo isleño, el color blanco resulta de lo más imprescindible. En este caso, puedes limitarte a utilizar el color blanco en tu cabecero y tu cama en general, y combinar los muebles con otros colores propios del estilo mediterráneo como el azul o el turquesa.

Una colcha blanca junto con tu cabecero blanco pueden ser los protagonistas del dormitorio. Deja que todas las miradas se centren en la luz que puede desprender tu equipo de descanso.

Estilo personalizado

El blanco es tan versátil que nos permite incluso crear un estilo personalizado casi sin quererlo. Así, utilizando el blanco en tu cabecero y en alguno de tus muebles, mientras creas un contraste de color con la pared, puedes crear un estilo totalmente propio.

Si prefieres tus paredes blancas, también puedes jugar con el estilo de la ropa de cama, incluyendo varios colores e incluso texturas en lo que cubre nuestro equipo de descanso.

Estilo clásico

Al combinar tu cabecero blanco con muebles de color madera puedes crear un estilo clásico de esos que no pasa de moda. Esta opción puede resultar ideal para las habitaciones infantiles y adolescentes, pudiendo combinar la ropa de cama con distintos colores según gustos.

Estas son solo algunas de las opciones por las que puedes decantarte para combinar tu cabecero blanco en el dormitorio. Todo dependerá también del resto de la decoración de la casa si es que quieres combinarlo todo, así como de tus gustos personales.