Cómo afecta la artritis reumatoide al sueño

Feb 15, 2021 | SALUD, TE ACONSEJAMOS

Son muchas las enfermedades que pueden interferir en nuestro descanso. Entre ellas encontramos la artritis reumatoide, un trastorno inflamatorio crónico que afecta a alrededor del 1% de la población de Europa y Norteamérica, y cuya causa se desconoce todavía.

Al parecer, la artritis reumatoide es un trastorno autoinmunitario, lo que significa que el sistema inmunitario ataca erróneamente a los tejidos sanos en el cuerpo de quienes se ven afectados.

 La artritis reumatoide

Esta enfermedad afecta al revestimiento de las articulaciones y provoca una hinchazón dolorosa que puede acabar erosionando el hueso y deformando las articulaciones. Si es grave, esta inflamación también puede acabar afectando a otras partes del cuerpo.

Síntomas de la artritis reumatoide

La artritis reumatoide causa sobre todo inflamación en las articulaciones, y otros signos y síntomas que puede conllevar son:

  • Rigidez articular que suele empeorar por las mañanas y después de la inactividad.
  • Cansancio, pérdida de apetito y fiebre.
  • Articulaciones sensibles a ser palpadas, calientes e hinchadas.

Existe un tipo determinado de artritis denominada artritis reumatoide precoz, que tiende a afectar primero a las articulaciones más pequeñas, especialmente a las que se encuentran en las manos y en los pies.

A medida que la enfermedad se desarrolla, los síntomas comienzan a verse también en las rodillas, las muñecas, los tobillos, la cadera, los codos y los hombros. Por lo general, los síntomas se dan en ambos lados del cuerpo al mismo tiempo.

Los signos y síntomas de la artritis pueden variar en lo que  a su gravedad se refiere, e incluso aparecer y desaparecer, y los períodos de mayor actividad de la enfermedad, denominados brotes, se alternan con períodos de remisión relativa, que significa que parece que los síntomas cesan al menos por un tiempo.

En cualquier caso, se trata de una enfermedad que conlleva problemas en el día a día de quienes la sufren. En concreto, el descanso es uno de los ámbitos que puede verse más afectado.

¿Cómo afecta la artritis reumatoide al sueño?

No todas aquellas personas que sufren de artritis reumatoide tienen problemas para dormir. Sin embargo, se calcula que más del 80% de los afectados padecen fatiga, según apuntan profesionales como la Dra. Irene Blanco, del Centro Médico Montefiore en Nueva York.

Aunque sea puntualmente, casi todos los pacientes que padecen artritis reumatoide pueden tener dificultades para dormir, ya sea por las molestias de la enfermedad o por el dolor que esta ocasiona en las articulaciones.

En concreto, parece que existe una relación entre las personas que padecen esta enfermedad y la prevalencia de trastornos del sueño. Especialmente en aquellas personas que no tienen un buen control sobre la enfermedad por culpa de la falta de tratamiento o porque este no resulta todo lo eficaz que debería ser, es fácil que se produzcan problemas a la hora de dormir cuando se trata de esta enfermedad.

Lo que ocurre es que los síntomas se aceleran y se agravan cuando el cuerpo se relaja y deja de estar en movimiento o simplemente activo, lo que suele ser peor durante la noche y dificulta en gran medida la conciliación del sueño y el hecho de poder mantenerlo sin despertarse durante la madrugada.

Consejos para descansar cómodamente con artritis reumatoide

En estos casos puede ser necesario asimilar que controlar el dolor no significa poder controlar la enfermedad, y es que algunos tratamientos y medicamentos pueden atenuar los síntomas pero si no se trata específicamente la enfermedad, esta probablemente irá aumentando en lo que al dolor, daño articular y deformidad se refiere.

En cualquier caso, hay ciertas cosas que podemos hacer para mejorar el descanso:

  • Mantener una rutina constante en los horarios: acostarse a una hora temprana y tratar de dormir entre 7 y 8 horas puede ser de ayuda para mejorar la calidad de vida de las personas con artritis reumatoide.
  • Usar la cama exclusivamente para dormir: Es importante que la cama sea un espacio exclusivamente de descanso, no para comer o para ver la televisión, por ejemplo. Preparar la habitación antes de dormir también puede ser de ayuda para descansar mejor con esta enfermedad.

Por otro lado, también es recomendable hacerse con un colchón que supla las necesidades que las personas con artritis pueden tener. En concreto, estas personas necesitan colchones que contribuyan al alivio de los puntos de presión de las cervicales, la espalda y la cadera. De lo contrario, estas personas cambiarán de posición más a menudo, lo que interferirá en su descanso reparador. ¡Echa un vistazo a nuestro catálogo para ver cuáles son los mejores colchones para descansar adecuadamente aun con artritis reumatoide!