¿Cómo afecta el tabaco al descanso?

Nov 5, 2021 | ALIMENTACION, CONSEJOS, SALUD | 0 Comentarios

 A estas alturas ya sabrás lo malo que puede resultar el tabaco para tu salud. Es bien conocido que la gran cantidad de químicos tóxicos que contienen los cigarrillos pueden causar desde enfermedades cardíacas hasta ansiedad y depresión, entre muchos otros problemas para la salud. Pero estos efectos, tan bien conocidos, no son los únicos puntos negativos de fumar. ¿Sabes cómo afecta el tabaco al descanso?

 ¿Cómo afecta el tabaco al descanso?

La nicotina, que es la sustancia adictiva principal que contiene el tabaco, interrumpe el sueño de dos maneras.

En primer lugar, la nicotina es un estimulante. Seguro que conoces a algún fumador que tiene la rutina de fumarse un cigarro antes de irse a dormir para “relajarse”. Sin embargo, lo cierto es que la nicotina lleva a cabo el efecto contrario: dificulta conciliar el sueño.

De alguna manera, esta práctica de fumarse un cigarrillo antes de acostarse podría ser equivalente a tomarse una taza de café, tal como indica la Asociación Americana del Sueño. Y es que, aunque la mayoría de las personas se sienten relajadas después de fumar, la nicotina aumenta la frecuencia cardíaca y aumenta el estado de alerta.

La nicotina no solo es un estimulante: como sabrás, también es muy adictiva. Cuando se consume, la nicotina pasa al torrente sanguíneo y llega al cerebro en cuestión de segundos. En solo un par de horas de consumo, la mitad de la nicotina ha abandonado el cuerpo y los fumadores empiezan a sentir la necesidad de más.

Las personas que fuman tienen dependencia a la nicotina. Pueden experimentar síntomas de abstinencia durante la noche cuando pasan horas sin un cigarrillo. Dado que sus cuerpos empiezan a querer más nicotina, es posible que se despierten. Como resultado, sus ciclos de sueño se interrumpen.

Los fumadores tardan más en conciliar el sueño y se despiertan con más frecuencia, duermen menos que los no fumadores y tienen un sueño menos profundo, tal y como indican los expertos. Debido a esto, es más probable que los fumadores se despierten sintiéndose cansados y con la sensación de haber dormido poco o mal.

¿Cómo afecta el tabaco al descanso?

Fumar puede causar insomnio y otros trastornos del sueño

Así es, fumar puede causar insomnio, que es la incapacidad para conciliar el sueño o permanecer dormido. Esto puede provocar fatiga, cambios de humor, dificultad para concentrarse, irritabilidad y puede afectar al rendimiento escolar y/o de trabajo.

Además, fumar también puede aumentar el riesgo de sufrir apnea del sueño y ronquidos, que son causados por obstrucciones de tejido en las vías respiratorias cuando dormimos. El aire que entra y que sale de la nariz y la boca hace que el tejido vibre, lo que hace a su vez que suene un ronquido.

El tabaco contiene sustancias que pueden causar hinchazón de estos tejidos, lo que lleva a la obstrucción que causa la apnea del sueño y los ronquidos.

Otro de los riesgos de fumar, especialmente antes de acostarse, es la posibilidad de quedarse dormido con un cigarrillo encendido. Esto provoca riesgo de quemaduras o incluso de incendio.

Además, fumar no solo es perjudicial para quien fuma en sí. Como sabrás, también puede ser perjudicial para cualquiera que esté cerca del humo, especialmente los niños. En concreto, los niños expuestos al humo, por pequeña que sea esta exposición, corren el riesgo de contraer infecciones de oído, ataques de asma graves, infecciones respiratorias, tos, dificultad para respirar, sibilancias y estornudos.

Los bebés expuestos al humo tienen un mayor riesgo de sufrir el síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL) que los que no están expuestos.

Dejar de fumar puede reducir el riesgo de sufrir problemas de salud asociados al tabaquismo y ayudar a dormir mejor. Y es que los estudios demuestran que, si dejas de fumar, los problemas para dormir no suelen persistir. Con el tiempo, la adicción se desvanece y empezamos a dormir mejor.

Ahora que sabes cómo afecta el tabaco a tu descanso, esperamos que dejes de fumar si es que lo haces. Dejar de fumar no sólo será bueno para tu salud, también te ayudará a dormir y te sentirás mucho más descansado. ¡Recuerda que tu salud es lo primero!